Escuchar este artículo

Un congresista gana en Colombia 9.400 dólares al mes

Jueves, 3 de Noviembre de 2016
Es mayor al promedio que recibe al mes alguien que ocupe un puesto gerencial en una gran compañía.

Uno de los temas del momento es si se congela el sueldo de los congresistas, y la opinión de que estos ganan más de lo que les corresponde por su labor como legisladores está casi que generalizada en los ciudadanos de a pie del continente. Pese a este debate, la discusión va mucho más allá, pues en Colombia ese salario es US$3.500 mayor al promedio que recibe al mes alguien que ocupe un puesto gerencial en una gran compañía.

Mientras que el jefe de una corporación puede devengar  US$5.900 mensuales según Mercer, un parlamentario recibe US$9.400 en ese mismo lapso sin contar las prebendas que les otorgan. La suma no solamente resulta ser 37 veces mayor al salario mínimo, valor que gana 54% de los ocupados en el país, sino que resulta ser la tercera más alta de la región.

El problema, entonces, no es solamente si el valor es alto o no, sino de qué tan capacitados están  los congresistas para la ejecución de su labor y, por consiguiente, qué tan productivos son como para ganarlo,  dijo el profesor de la facultad de Economía de la Universidad del Rosario, Juan Carlos Guataqui.

“En el mercado laboral externo la situación cambia, porque allí, si se tiene más formación académica va a ganar más por ser más productivo para la empresa. De manera que los salarios de los congresistas deberían estar ponderados por ese nivel de formación”, afirmó Guataqui.

Sin embargo, este no es el caso en ninguno de los ejemplos de la región. En Brasil, el país en donde más se le paga a los parlamentarios, se les da un sueldo base de US$10.500 por ejercer su labor. Aunque ese valor no difiere en mucho de los US$10.200 que ganan los gerentes, si se le suman los US$20.500 adicionales que se les brinda para gastos de vivienda, teléfono y seguro médico, resulta triplicándolo.

En Chile, el segundo en el listado de salarios, esta diferencia se cierra a US$800, pues allí los congresistas reciben US$10.200 al mes y un gerente US$9.400.

Cabe recordar que esos sueldos son un gasto público que proviene, principalmente de los impuestos o, en su defecto, de la deuda pública que termina en últimas recayendo en los pagos de los ciudadanos.

Los altos sueldos de los funcionarios, por ende, también generan un alto gasto público que se debe subsanar de alguna manera, así haya austeridad, para poder equilibrar la balanza.

Para el profesor de economía del Politécnico Grancolombiano, Martín Cáceres, el problema no es de los salarios sino del tamaño exagerado de algunas cámaras. 

Resumen de Agencias