Escuchar este artículo

Vieja y nueva moneda circularían de manera simultánea por tres años

Viernes, 2 de Marzo de 2018
El 2020 llegaría la nueva denominación sin los tres ceros.

El gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría, aseguró que la eliminación de los tres ceros será la última renovación de la familia de billetes.

Costaría más o menos 0,04 % del PIB, es decir, 800.000 millones de pesos, pero si se toma en cuenta la reconversión de los metales llegaría a la mitad. En ese caso, hablaríamos de 400.000 millones de pesos. Ese sería el costo para el Emisor, aparte las empresas incurrían en otros costos. Pero si se acelera el proceso el precio se encarecería”, aseguró Echavarría a Caracol Radio.

Según el gerente del Emisor, la pérdida de los tres ceros se estaría materializando a comienzos de 2020.

“En 2019 se eliminaría la vieja familia de billetes, porque si no sería muy traumático que tuviéramos tres familias a la vez. Lo que nosotros queremos es que a comienzos de 2020 tengamos dos: la nueva con ceros y la sin ceros”, manifestó.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Emisor, el período de transición, durante el cual circularán de manera simultánea billetes y monedas de la actual y de la nueva unidad monetaria, debe ser de 3 años.

Echavarría aseguró que la entidad que representa ha mostrado siempre su apoyo para que sean eliminados los tres ceros de los billetes en el país. “El Banco siempre ha apoyado la idea de quitar los tres ceros, pero es respetuoso de que el Congreso tiene la última palabra”, sostuvo.

En términos de inflación, indicó que tendría un efecto neutro, es decir, que no se daría un efecto inflacionario. “Es bueno hacerlo pero no se trata de un gran cambio para el país”, puntualizó.

Con este cambio volverían los centavos, en la denominación de 50, 20, 10, 5 y 1 (que no reemplazará ninguna; hoy no hay monedas de 10 pesos).

Según cálculos del Emisor hay 2.633 millones de billetes, de los cuales el más común es el de 50.000. 

“Hacer un billete vale muy poco. El 34% de ellos son de esta denominación. El hecho de que se use tanto nos llevó a generar el de 100.000 pesos y el segundo más usado es el de 2.000 pesos”, culminó.

El Banco de la República hizo montaje para explicar cómo se verán los billetes. Echavarría dijo que se mantendrá el mismo diseño, pero que la palabra “mil” se cambiará por “nuevos” seguida de pesos.

Los pros y los contra

¿Cuál es el principal beneficio de eliminar los tres ceros al peso?

El principal beneficio es facilitar las transacciones. Actualmente hay transacciones de muchos ceros, incluso uno puede hablar de ahorros en términos informáticos. El beneficio es sencillo, facilitar las cuentas a las personas y a las empresas.

¿La medida tendría un efecto inflacionario?

No tendría ningún impacto. En el momento en que se cree el nuevo peso toda la canasta de bienes que consumimos los colombianos estará denominada en nuevos pesos. 

Los efectos que se puedan dar sobre los precios serían por acciones de redondeo en valores muy pequeños. En principio no tendrá efecto sobre la vida práctica de nadie. Si una persona tiene $20.000 en nuevos pesos serían $20 y si tiene $500, estos serían 50 nuevos centavos.

¿Se justifica la inversión en el cambio de la moneda?

Eso no es necesariamente un costo mayor para el Banco porque este constantemente reemplaza los billetes viejos por nuevos. Si el tiempo de transición es corto, si se tendrían que emitir con mayor rapidez, pero creo que el gasto más amplio sería en pedagogía para la gente.

¿Cuál será el impacto sobre las ‘caletas’ de los ilegales?

La idea es que creando una nueva familia de billetes se obliga a que todo el que tenga efectivo guardado lo cambie antes de que termine el periodo de transición, que debe implementarse. Los que tengan dineros ilegales, pues tendrían que legalizarlos o se perderían.

Image
Colprensa
Colprensa