Escuchar este artículo

Vivienda: cambio de tendencia y mejores niveles de venta

Viernes, 8 de Febrero de 2019
El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, anunció las iniciativas para fortalecer la industria de la construcción.

El sector construcción busca en 2019 seguir jalonando el Producto Interno Brutos (PIB) nacional, con un crecimiento que el Ministerio de Vivienda proyecta en 3,7 % para el presente año.

Durante el Encuentro Nacional de Perspectiva Económica, organizado por la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), su presidenta ejecutiva, Sandra Forero, dijo que luego de dos años de decrecimiento, la expectativa es que 2019 traiga “un cambio en la tendencia con mejores niveles de ventas y una oferta más robusta en el último trimestre”.

Por su parte, el subdirector general sectorial del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Rafael Puyana, dijo que el nuevo Plan Nacional de Desarrollo busca impulsar la vivienda digna. “La meta es iniciar 520.000 viviendas de interés social en el segundo cuatrienio, mejorar 600.000 hogares y disminuir el déficit cualitativo de vivienda a 4 %”.

La codirectora del Banco de la República, Carolina Soto dijo que en la proyección de 3,5 % del PIB de 2019 hay buenas expectativas del sector constructor, debido “a las recientes cifras de empleo y venta de cemento, además, esperamos que el licenciamiento jalone las cifras al cierre del año. En materia de inversión, se proyecta un crecimiento entre el 4,5 % y 5 %”.

El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, anunció las iniciativas para fortalecer la industria de la construcción, basadas en cuatro líneas de trabajo: fábricas de productividad, sistema Terra, formación dual para el sector y construcción digital.

“El gran desafío de la industria de la construcción es que el crecimiento supere el 4 % , y esto solo se logra avanzando en materia de productividad”, dijo.

El ministro de Vivienda agregó que en un mes arrancará la convocatoria para que 50 empresas del sector constructor (200 en total) se vinculen al programa de Fábricas de Productividad, al que serán destinados $1.000 millones.

Image
La opinión
La Opinión