Escuchar este artículo

Anhelado puente

Que el último día del año antes de que suenen las campanadas para recibir a 2023 esta importante conexión vial quede lista, indudablemente pasará a ser una buena noticia en materia de infraestructura.

Esperemos que el 31 de diciembre tengamos un buen regalo para la región como es la terminación del nuevo puente sobre el río Zulia y su puesta en operación, hechos que son necesarios para poner a descansar al septuagenario Mariano Ospina Pérez y mejorar la conectividad.

Que el último día del año antes de que suenen las campanadas para recibir a 2023  esta importante conexión vial quede lista, indudablemente pasará a ser una buena noticia en materia de infraestructura en este punto de la carretera Cúcuta-Sardinata-Ocaña-Aguasclaras.

Y es indispensable que así suceda porque son tres las veces que se ha cambiado la fecha para poder tener el nuevo viaducto armado y  listo para que empiece a circular el transporte de carga y pasajeros que desde Cúcuta va y viene hacia el Catatumbo y  la Costa Atlántica.

Ya esperamos lo mucho ahora esperemos lo poco, podemos decir, pero sin olvidar la urgencia de poder contar con el nuevo puente completamente adecuado. Es fundamental que la veeduría esté muy atenta al calendario expuesto por el director regional del Instituto Nacional de Vías, Leonel Valero, para que lo anterior ocurra.

Aquí dejamos estas palabras del funcionario, cuyo tiempo de ejecutoria planteado está corriendo:  “En 15 días vamos a iniciar la colocación de la estructura metálica desde Cúcuta hacia el costado sur y se podrá apreciar el avance de elementos metálicos en ambos sentidos hasta encontrarse”.

Los contratistas y las entidades gubernamentales encargadas deben entender que regiones como la nuestra donde no abunda la ‘conectividad vial’ requerimos de manera urgente que este proyecto del nuevo puente en el río Zulia avance lo más pronto posible y se haga dentro de las normas establecidas y con la calidad requeridas para atender la misión que le corresponde cumplir.

Por ejemplo, por allí se movilizan a diario unos 650 camiones con carga hacia diversos lugares de Norte de Santander y de Colombia, según los datos que maneja Colfecar.

Es hacia la Costa Atlántica donde se transporta la mayor parte de carbón que se produce en Norte de Santander, aparte de la arcilla, la palma y el cacao.

Luego entendemos que no es un asunto de poca monta y por eso es comprensible hasta la ‘ansiedad’ y ese  seguimiento milímetro a milímetro que los nortesantandereanos le hacen al desarrollo de esta obra que es esencial para la economía regional. Así como es razonable que el sector empresarial exponga la necesidad de que el paso elevado entre a operar lo más pronto, lo mismo ocurre desde el punto de vista del transporte de pasajeros hacia varios  destinos nacionales y locales que van por aquella ruta.

Esperemos entonces que pueda continuarse sin más contratiempos la instalación de las 500 toneladas de la nueva estructura metálica que se encuentra en la zona de los trabajos y que haya luz verde a un planteamiento hecho por la comunidad: el de la variante en El Zulia para sacar el tráfico pesado del municipio.

Al Gobierno Nacional se le ha expuesto desde esta parte del país, que se analice la alternativa de una adición al contrato del puente para  que de una vez se desarrolle el proyecto de  la vía alterna por donde transiten los camiones  y volquetas sin que tengan que ingresar a dicho municipio y continúen afectando la malla vial, generando congestiones y riesgos de accidentes viales.

Esa complementariedad sería importante que se  pudiera sacar adelante, al igual que definir concretamente qué funcionalidad tendría el viejo puente Mariano Ospina.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 17 de Septiembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Temas del día