Escuchar este artículo

Baja el SOAT

A finales del año pasado, el renglón de seguros dedicados al Soat marcó pérdidas por $192.000 millones.

Ojalá sea cierta tanta dicha de que la disminución del valor del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito disminuya la evasión del uso del Soat por parte de los motociclistas en Colombia, quienes a su vez, paradójicamente, son quienes más se accidentan en las calles y carreteras.

El gremio asegurador maneja cifras de evasión del 47% de esa póliza en el país y que el 61% de las motocicletas que circulan no cuentan con este requisito.

La decisión de bajarle el precio a $207.000 y $278.000 para motos de 100 hasta 200 centímetros cúbicos tiene la proyección de elevar hasta los nueve millones el cubrimiento de ese tipo de vehículos, aparte de los taxis y microbuses de servicio público urbano e intermunicipal.

A primera vista podría decirse que no hay excusa alguna para que los favorecidos aprovechen este beneficio, que al Gobierno Nacional le cuesta dos billones de pesos y que los aseguradores consideraron como una medida buena.

En ese aspecto, para Fasecolda lo más importante es propiciar un cambio de comportamiento en los motociclistas –cuestión difícil de creer-, que permita disminuir los altos niveles de accidentalidad que según la Agencia Nacional de Seguridad Vial al 31 de octubre de este año registraba 3.996 usuarios de motos como víctimas fatales.

A finales del año pasado, el renglón de seguros dedicados al Soat marcó pérdidas por $192.000 millones y en el primer semestre de 2022 el saldo en rojo alcanzaba los $138.000 millones.

Mediante este plan que se activará a partir de diciembre para las nuevas pólizas que se contraten, lo que se pretende es devolverle la dinámica a este mercado que en la actualidad anda de capa caída y que además su adquisición se ha complicado, afectando la comercialización de motos y automóviles.

Pero hay voces escépticas, como la de Sergio Palacios, presidente de la Federación Colombiana de Comerciantes (Fenalco), Norte de Santander, quien en nombre del gremio afirmó que la rebaja no  solucionará el problema de seguridad para los cobros jurídicos ni el de los fraudes.

En medio de este nuevo ambiente generado por la determinación gubernamental, queda expuesta una duda práctica de si los operadores de seguros realmente se la jugarán para volver a vender sin complicaciones el SOAT a una mayor cantidad de clientes, si la acogida llega a ser masiva.

En la mesa se ha dejado la alternativa para que los concesionarios de carros y motos pudieran vender el seguro sin ninguna intermediación, facilitando la asignación para los automotores nuevos que se vendan y no se padezcan los inconvenientes actuales.

En cambio, la autoridad de Tránsito de Cúcuta le vio el lado bueno al asegurar que bien podría convertirse en un factor para estimular la reducción de los niveles de evasión del SOAT en la ciudad que se calculan en el riesgoso 70%.

Para que esta facilidad lleve una real efectividad, hay que tener listas operaciones en las que inexorablemente quienes conduzcan carros y motos cubiertos por la oportunidad de contar con el SOAT barato, y persistan en no tenerlo, aplicarles las normas con toda rigurosidad, porque entonces ya no sería una cuestión de tipo económico sino de comportamiento evasor de la normatividad.

Habrá que esperar que quienes andan en moto se comprometan a cuidar sus vidas, puesto que como lo dijera el ministro de Transporte, Guillermo Reyes, el SOAT es tan costoso porque más del 60% de los accidentes viales provienen de los motociclistas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 26 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión