Escuchar este artículo

Buenas calificaciones

Sábado, 26 de Febrero de 2022
Como la educación oficial es una sola, resulta importante que para nuestros niños, adolescentes y jóvenes la calidad educativa sea lo obvio y no lo extraordinario.

Excelente noticia para Norte de Santander y Cúcuta que en el estudio que elaboró la Universidad Javeriana figuren en los puestos de vanguardia en Colombia dos colegios públicos: el Instituto Técnico Nacional de Comercio con el quinto puesto y el Santo Ángel en el séptimo lugar.

Estar ahí, entre 8.000 instituciones educativas valoradas en el país, resulta no solo gratificante sino urgente de replicar lo que allí se está haciendo en otros planteles oficiales de la región.

Recordemos que la Nacional de Comercio sobresalió en las Pruebas Saber 11 (90,75 puntos) y en inglés y conectividad, con una puntuación de 81,11, y el Santo Ángel por tener un buen balance en 3 de las dimensiones evaluadas: calidad de docentes (63,65 puntos), inclusión en población estudiantil (55,36) y el desempeño en inglés y acceso a salas de informática (71,73).

No sin antes felicitar a estas dos comunidades educativas, la tarea que deberían de hacer las secretarías de Educación, los educadores y los padres de familia de todos los demás planteles oficiales, es tomar como ejemplo esto y proceder a adoptarlo.

Este es un momento ideal para ello, porque con al haber retornado a las clases presenciales, luego de dos años, puede marcarse como el inicio de una nueva etapa más fructífera en el proceso enseñanza que se les ofrece a los alumnos que llegan a prepararse.

Como la educación oficial es una sola, resulta importante que para nuestros niños, adolescentes y jóvenes la calidad educativa sea lo obvio y no lo extraordinario y que las posibilidades de acceder al segundo idioma y las tecnologías, haga parte de lo esencial y no de lo suntuoso o complicado de alcanzar.

En este reinicio educativo y con alicientes como este, nada mejor que la región asuma esa tarea de elevar por etapas, en un corto y mediano plazo, los índices relacionados con la eliminación del déficit de maestros, que es un factor que incide en el desmejoramiento de la formación educativa, puesto que finalmente habrá marcadas deficiencias que acarrearán sus consecuencias.

Y también es indispensable la puesta en marcha o intensificación de planes de lectura crítica e interpretativa, porque al tener ese pilar sobre bases débiles, a la postre nuestros bachilleres y después profesionales y técnicos arrastrarán esa complicación por siempre, afectándolos en su desempeño.

Lo mejor del caso, es que tenemos los casos exitosos aquí en nuestra región, no hay que ir a otra ciudad o al extranjero a copiarlos, simplemente hay que ponerle voluntad política por parte de las autoridades, y del interés por parte de educadores y estudiantes para elevar el desempeño.

Para la región resultará mucho mejor que se tengan más colegios con excelentes puntajes y calificaciones en las mediciones especializadas, porque ahí se verá que la sociedad del conocimiento con una educación básica edificada sobre bases sólidas, conducirá a tener unos universitarios y profesionales de alto rango.

Hagamos de esta nueva normalidad la excusa perfecta para solidificar la educación, para elevar la competencia escolar por lo alto, que los alumnos de colegios públicos de Cúcuta y Norte de Santander cuenten con el mejor plan de enseñanza que conlleve no solo a consolidarlo intelectualmente, con un alto rendimiento académico, sino como un ser humano comprometido con la sociedad.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda