Escuchar este artículo

Conectividad

Norte de Santander creció 18% en materia de conectividad, según el DANE, mientras que el pasado gobierno en los balances que entregó aseguró haberles llevado internet fijo a 7.500 hogares de los estratos uno y dos.

Internet ya no es un lujo sino una necesidad. Y por eso sorprende que este servicio siga siendo algo inalcanzable por fallas de cobertura, altos precios seguramente la poca rentabilidad de extenderlo al campo y a múltiples lugares del país.

Una prueba se escuchó en el encuentro de Digital Cúcuta Valley, donde miembros del sector arrocero dijeron que ellos mismos instalarán una red de internet en el sector rural de la zona metropolitana porque se cansaron de rogarle a las empresas de telefonía.

Esto concuerda con la UIT, organismo especializado de la ONU para las TIC, sobre que una tercera parte de la población mundial no tiene acceso a internet y que otro gran porcentaje cuenta con una tecnología poco fiable y lenta.

Y en el plano nacional hay dos consideraciones. Una del actual Gobierno Nacional expresada desde la Consejería Presidencial de Transformación Digital y otra desde el Dane.

La primera notificó que solamente el 50 por ciento del territorio está conectado, quedando rezagado frente a otros de América Latina que ya alcanzan coberturas del 85, 90 y hasta del 95 por ciento, hecho que demuestra que todavía falta mucho por hacer.

Aunque, recientemente en una reunión con el gremio de la Asociación de Medios de Información (AMI), la ministra de las Tic, Sandra Milena Urrutia, dio a conocer que en el plan de esta administración, elevarán la cobertura de conectividad del país, de 60% que se tiene hoy a 85% al terminar el cuatrienio.

Y antes de ir a los datos del DANE un referente para no olvidar es el del escandaloso y multimillonario caso de Centros Poblados que precisamente se había proyectado para llevarles internet a niños de colegios de regiones  y llenas de problemas y azotadas por el conflicto.

El departamento estadístico, en la medición adelantada en la pasada administración, encontró que a 2021 el 61, 6 por ciento de los hogares en Colombia estaban conectados a internet.

Hay aquí un detalle que es global, y es que el valor del servicio se vuelve una barrera infranqueable para tenerlo. Eso lo indicó la ONU al señalar que “los dispositivos digitales y la conexión son muy caros para mucha gente”.

Eso mismo les dijeron muchos colombianos a quienes hicieron la encuesta tecnologías de la información y las comunicaciones en los hogares, al responder por qué no tenían internet en casa. El 48,6%  dijo que por el precio. En las cabeceras municipales afirmaron lo mismo un 53,8 % y en los centros poblados y rural disperso el porcentaje que argumentó esto fue del 40,8.

Desde ya ese argumento debe ir a la carpeta de asuntos urgentes como sería el masificar un internet social o de utilizar el método de los subsidios o comprometer a los operadores a dar tarifas diferenciales u otras estrategias para que nadie se quede atrás y sean todos cubiertos por la inclusión digital.

Norte de Santander creció 18% en materia de conectividad, según el DANE, mientras que el pasado gobierno en los balances que entregó aseguró haberles llevado internet fijo a 7.500 hogares de los estratos uno y dos.

En el mundo de la conectividad digital es mucho lo que hay por hacer y sorprendentes son sus usos, como el de la innovación en la minería local y los apoyos al renglón del turismo regional.

El departamento merece contar con los apoyos requeridos para conquistar metas como el de la frontera inteligente y que los planes de emprendimientos digitales e innovadores crezcan para hacerlo fuerte en el campo impulsando los talentos y habilidades digitales dentro de la sociedad del conocimiento.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Domingo, 20 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión