Escuchar este artículo

Construir sin destruir

Miércoles, 19 de Mayo de 2021
La idea es enfrentar ese calentamiento de ideologías y posiciones extremas que se han desatado en las redes sociales y que para muchos ha intentado ser radicalizada pero también estigmatizada, generando riesgos para todos.

Tapar el sol con un dedo resulta imposible y ello se ajusta a la cruda y crítica realidad social, económica y de seguridad que en atraviesa Colombia. Hacer lo del avestruz de meter la cabeza entre la tierra para no ver lo que pasa, tampoco es la salida.

Pero así como dichos escenarios implican dejar que todo pase como si nada estuviera ocurriendo y que a nadie le importaran las necesidades desbordadas de los demás, la solución tampoco está en la violencia. Ese camino que conduce es a la destrucción, tampoco debe de ser la meta.

Desde el 28 de abril, cuando estalló el paro nacional con sus marchas, plantones, manifestaciones y bloqueos, la acción vandálica, la violencia y el recrudecimiento de la polarización se han hecho palpables.

Preocupados porque esta situación se profundice, que las pérdidas se acrecienten y que el empleo quede en riesgo ante el deterioro acelerado de los acontecimientos, es urgente el llamado a: “Unámonos para construir sin destruir. #NosUneColombia No más Violencia”.

La idea es enfrentar ese calentamiento de ideologías y posiciones extremas que se han desatado en las redes sociales desde cuando se registra la protesta social en las calles y que para muchos ha intentado ser radicalizada pero también estigmatizada, generando riesgos para todos.

Por ese motivo se activó la idea de la página: www.nosunecolombia.com, en donde los interesados encontrarán una serie de imágenes para ser utilizadas en los perfiles de las redes sociales que manejen, con el propósito de ‘llenar’ al país con estos mensajes motivantes que inviten al diálogo y no a poner en riesgo la existencia misma de la Nación.

“Dona tus redes sociales temporalmente para mandar un mensaje de unión a los colombianos”, se lee en el  ´portal web en el que aparecen las piezas gráficas para compartir y servir de elemento para la discusión sobre el país que queremos mejorar y preservar.

Los colombianos ya hemos cruzado por una larga noche de violencia saldada con miles de muertos, desaparecidos y desplazados como consecuencia del conflicto interno armado.

Por eso es irracional que ahora nos estemos matando en las calles durante estas protestas, que son válidas, pero que deben de estar alejadas del vandalismo y de las acciones que pongan en riesgo la vida y honra y bienes de las personas.

Es muy doloroso el balance de la Defensoría del Pueblo sobre 42 muertos durante los 20 días que cumplen el paro, al igual que 134 personas cuyo paradero según la Fiscalía es desconocido, razón por la cual se señalan como “no localizadas”.

La economía, el empleo y el bienestar de millones de colombianos en varias regiones colombianas se han visto igualmente afectados por los 300 bloqueos viales que afectan la movilidad y el abastecimiento en varias ciudades del país.

En Norte de Santander la Andi reveló que con corte al 14 de mayo los sectores de alimentos, mineroenergético y de arcillas y concreto registraban pérdidas por $21.562 millones, como consecuencia de los bloqueos.

“Nos genera asombro ver que los niños y jóvenes del país le pregunten a sus padres, profesores y amigos: ¿por qué nos estamos matando? cuando ven lo que sucede en las calles donde hay personas que tumban estatuas, se golpean, rompen los bienes públicos y privados. Nos duele ver en las noticias miles de animales sacrificados, empresas quebradas, empresarios desesperados”, informaron los creadores de la campaña.

Image
La opinión
La Opinión