Formulario de búsqueda

-
Jueves, 12 Octubre 2017 - 1:00am

De canallas a dioses

Casi que Colombia amaneció convencida de que el cielo de todos los dioses existe, porque existen los Falcaos, los James, los Ospinas y los Pékerman. 

El deporte —en este caso el fútbol—, actividad de puro esfuerzo físico, de energía, de tenacidad, de técnicas perfeccionadas… y de casualidad o suerte o como la llamen, es capaz de convertir a dioses en canallas, o lo contrario, en cosa de minutos. Cuanto más, de dos o tres días.

Siempre ha sido así. La pasión desbordada nubla todo asomo de sensatez, de mesura, de prudencia, de reflexión, y da paso a la locura, algunas veces descontrolada. El sudor y la sangre de hombres y mujeres aspirantes a la gloria del olimpo deportivo enardecen hasta el paroxismo, animalizan a los espectadores, que ven en el atleta la imagen del que quisieron ser y no pudieron. O del que quieren ser.

El jueves pasado, a las 6:30 de la tarde, once dioses comenzaron a hacer que Colombia se estremeciera con cada jugada que hacían en la grama del estadio de Barranquilla. Con el gol de Falcao, el planeta se hizo pequeño para albergar a Colombia, el país de la euforia y de la emoción desmadrada.

Menos de dos horas después, esos dioses ya no lo eran. Si acaso alcanzaban el grado de canallas, de parís de los que, salvo sus familias, nadie quería saber nada. Habían perdido el partido en cuestión de minutos, y el sueño de ir a Rusia a jugar la ronda final del Mundial de fútbol quedó hecho añicos.

Ninguna razón técnica fue válida para justificar la derrota, mucho menos las razones puramente humanas, como la de que los paraguayos también saben jugar al fútbol y también querían ir a Rusia y desplegaron recursos de hombría donde quizás faltaron los nuestros…

Los exdioses nuestros eran proscritos, indigentes en su propio hogar, seres malditos dignos de aterrizar en la calle sucia, expulsados a las tinieblas exteriores, intocables de castas indignas, parias sin presente y sin futuro, buenos para nada merecedores de marginamiento eterno, engendros de la mala suerte y la osadía de llamarse ellos mismos futbolistas.

Hoy, esos seres inferiores, esos cuasi humanos, son de nuevo dioses. Y más grandes que antes, que no solo merecen sino que deben estar no a la diestra de Júpiter tonante, sino con Júpiter tonante a su derecha, en el escalón más alto del olimpo más elevado y exclusivo.

Casi que Colombia amaneció convencida de que el cielo de todos los dioses existe porque existen los Falcaos y los James y los Ospina (con pequeñas reservas, por razón de que aún le quedan rastros de humano y por eso comete errores) y los Cuadrados y los Pékerman. Si no fuera por ellos, el mundo sería un oscuro lugar sin dioses ni ley ni nada…

¡Qué veleidosos somos los inefables seres humanos! ¡Tan deleznables llegan a ser nuestras creencias más firmes, que un balón que nadie sabe si rozó o no el cabello de James en Lima y que Ospina se lanzó a atajar, estuvo a punto de enviar de nuevo a dioses y olimpo y sueños y todo lo demás a la peor de las alcantarillas.

Pero, lo bueno es que vamos a jugar entre los mejores del planeta. Se logró. Lo lograron nuestros muchachos…Mejor dicho, lo logramos.

Доброе утро. (Por si acaso, significa buenos días en ruso, el idioma que deberán hablar quienes deseen ver a los dioses de nuestro olimpo criollo en el certamen global. Se pronuncia dobre utra).

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Mundo
Artículo

Protestas en Cataluña contra encarcelamiento de líderes independentistas

El ayuntamiento de Barcelona suspendió actividades hasta el jueves "en solidaridad" con los detenidos.

AFP
Por los barrios
Artículo

Plan piloto para darle orden y seguridad a Los Caobos

Comerciantes y residentes han comenzado a recibier información sobre la propuesta.

Archivo La Opinión
Publicidad
Venezuela
Artículo

12 países piden auditoría al proceso electoral en Venezuela

La Unión Europea instó este martes al poder electoral a demostrar la “transparencia” de los resultados.

AFP
Política
Artículo

Confirman pérdida de investidura de Javier Prieto como concejal de Cúcuta

15 años han pasado ya desde la aprobación del Acuerdo 073 por el que fue sancionado el exconcejal.

Archivo La Opinión
Publicidad
Judicial
Artículo

Un hombre era buscado por porte ilegal de armas

Un juez le dictó medida de aseguramiento en centro penitenciario y carcelario.

Policía
+ Deportes
Artículo

Santa Marta ya respira los Juegos Deportivos Bolivarianos

La ciudad albergará este año el evento deportivo más importante de toda su historia.

Colprensa
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Pamplona
Artículo

Hay centenares de frailejones gigantes en el municipio de Pamplona

Tan altos como una palma de cera, este tipo de vegetación puede alcanzar ocho metros de altura.

Cortesía
Frontera
Artículo

El control territorial de la frontera se disputa entre dos grupos ilegales

‘Paras’ mantienen en La Parada el control de las extorsiones y colectivos operan en llave con el Eln.

Archivo La Opinión
Publicidad
Frontera
Artículo

Comando especial contra las bacrim y el contrabando en la frontera

Los operativos también incluyen los planes de identificación de personas y de automotores.

Archivo La Opinión
Entretenimiento
Artículo

Este miércoles lanzan los premios ‘Vive Nuestra Música’

La versión cuarta, que se llevará a cabo en el teatro Zulima, le apostará a las causas sociales.

Archivo particular
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.