Escuchar este artículo

Deporte y solidaridad

Sábado, 14 de Julio de 2018
Es más sano el regocijo que suscita una competencia deportiva que el encono derivado de las pugnas banderizas.

Las elecciones en Colombia en 2018 dieron lugar a un debate político de cierta profundidad, con la participación de diferentes sectores de opinión, en la búsqueda del poder para gobernar a Colombia en los próximos cuatro años. 

Ya los resultados que se dieron están consolidados y lo que sigue son las expectativas de las gestiones de quienes tendrán el manejo en las distintas ramas del poder. 

Respecto a lo cual deben estar atentos los ciudadanos de todos los matices en función de la participación que les compete, como lo consagra la Constitución Nacional, puesto que para un mejor rumbo del país es necesaria la activa contribución de todos con ánimo positivo.

Pero esta alusión a la política en el ámbito de gobierno es apenas una introducción al ambiente positivo que se advierte alrededor de las competencias deportivas. 

Aunque la Selección Colombiana de Fútbol en el Mundial de Rusia 2018 no alcanzó a llegar a un mayor nivel, el equipo que representó al país tuvo un reconocimiento entusiasta en los partidos que disputó y que se manifestó al regreso al país de los jugadores. 

Fue una expresión de unidad con espíritu de solidaridad. Y esto aporta un aire de distensión por encima de la polarización de las pugnas partidistas.

Esa es una conducta adecuada a la reconciliación que debiera ser un denominador común, dejando un lado las diferencias muchas veces frágiles frente a las opciones de poder. 

Es más sano el regocijo que suscita una competencia deportiva que el encono derivado de las pugnas banderizas.

Otra buena señal de la solidaridad a que lleva el deporte es el aplauso con que se celebra el desempeño del colombiano Fernando Gaviria en la 105 edición del Tour de Francia. Su capacidad ha quedado en alto. 

Con ese crédito gana Colombia buena imagen, algo que conviene sostener día a día.

Otro éxito deportivo tuvo Colombia en la reciente competencia mundial de patinaje en Holanda. La cosecha de premios fue espléndida, con muchas medallas de oro y otros reconocimientos. Fue el equipo campeón. Y ese es otro galardón significativo que pone a Colombia en un escenario internacional de resonancia.

El 19 de julio se inauguran en Barranquilla los Juegos Centroamericanos y del Caribe. 

La ciudad está bien preparada para ese evento, con esmerados escenarios y se espera que las competencias se lleven a cabo, en todas las disciplinas con equipos de alto rendimiento. Una vez más soplan en beneficio de la nación buenos vientos.

A ese ambiente de solidaridad y alegría, en función del buen ánimo nacional, se une el nuevo triunfo de Catherine Ibargüen con la excelente marca que impuso una vez más el pasado jueves en Rabat, la capital de Marruecos. 

En el entorno regional están los Juegos Deportivos del Departamento entre funcionarios de diferentes despachos. Inaugurados el viernes, serán competencias de recreación, pero también se busca que promuevan la unión, el entendimiento para que la gente se una en la convivencia y deponga todo tipo de  hostigamientos. 

La vida sin amistad, sin relaciones de afecto se convierte en miseria. Es una mezquindad que debe desparecer.

Entonces, lo positivo que deja el deporte hay que asimilarlo a la vida nacional a fin de buscarle solución a nuestros males.