Escuchar este artículo

Doble celebración

Sábado, 9 de Mayo de 2020
Por la dinámica de esta celebración entre los establecimientos comerciales, quedó abierta la posibilidad de que en agosto o septiembre Colombia tenga un extraordinario Día de la Madre.

El Día de la Madre siempre ha sido en Colombia un tiempo en que el comercio, la gastronomía, los floricultores y el sector de la diversión tenían una fecha muy importante para que se movieran las registradoras y obtuvieran una importante posibilidad de flujo de caja.

Como ocurrió con absolutamente todas las actividades humanas, esta celebración en el país pasará a la historia, en razón al impacto del coronavirus que tendrá como varios aspectos como impronta imborrable que quedará grabada para ser luego compartida con las futuras generaciones.

Será un Día de la Madre en confinamiento, marcado por los tapabocas y por el distanciamiento obligatorio, es decir, sin abrazos ni besos ni saludo de manos, porque precisamente la COVID-19 que ya en Colombia llegó a los 10.000 casos tiene en ese comportamiento social uno de sus canales preferidos de contagio.

Como los datos son vitales para la fundamentación, los especialistas han comentado que en nuestro país un 97 por ciento de los ciudadanos participa en la celebración de esa fecha dedicada a la mamá y que en promedio los gastos van  de $100.000 a $200.000  en los respectivos regalos.
 
Luego mañana, aunque persiste la severa cuarentena, el comercio colombiano tiene marcado el 10 de mayo como una fecha que brindará una gran ayuda en el reinicio progresivo de las actividades productivas ordenada por el Gobierno Nacional, en la que ahora la actitud ciudadana será vital para que no se corran graves riesgos de salud en el caso de no acatar las normas de cuidado individual, como el uso obligatorio de tapabocas, el lavado de manos y evitar las aglomeraciones.

En Cúcuta y Norte de Santander se mantuvo para el 31 del presente mes, como ha venido ocurriendo tradicionalmente desde hace muchos años.

Por la dinámica de esta celebración entre los establecimientos comerciales, quedó abierta la posibilidad de que en agosto o septiembre Colombia tenga un extraordinario día de la madre,  esperándose que ya muchas de las restricciones vigentes sean más flexibles o se puedan hacer las reuniones guardando otros cuidados especiales.

“La Federación Nacional de Comerciantes había hecho la petición bajo la perspectiva de que los colombianos celebran esta fecha, la segunda más importante del año, en familia en reuniones sociales o en restaurantes, para lo cual es preciso hacerlo una vez superada la cuarentena, momento en el que el comercio estará más preparado para atender a los colombianos”, fue lo expuesto en su momento por el gremio comercial, al anuncio gubernamental de que en el segundo semestre se repetirá  la fecha.

Como se advierte, las familias deberán ajustarse a la nueva temporada pandémica para evitar desagradable sorpresas, mediante compras a domicilio o por internet, serenatas virtuales, pedidos de almuerzos y platos especiales que se ofrecerán también para llevarlos a casa.

Lo importante, como lo han insistido las autoridades de salud, es que todo se haga dentro de las más estrictas medidas sanitarias porque en últimas el mejor regalo bien podría ser el hecho de mantenerle las puertas cerradas a esta enfermedad y que la unidad familiar persista, así sea con el distanciamiento social y las restrictivas normas que impiden dar muestras de cariño. Las fotos de este Día de la Madre de 2020 serán realmente históricas.

Image
La opinión
La Opinión