Escuchar este artículo

Dólares del intercambio

Lunes, 15 de Agosto de 2022
La expectativa es que una vez se reabra el paso binacional de mercancías por Norte de Santander y Táchira y se hagan otros ajustes logísticos.

Revisando las cifras del DANE sobre las exportaciones colombianas a Venezuela se advierte como en realidad fue uno de nuestros más fuertes mercados que se desplomó por el rompimiento de relaciones y la crisis de ese país.

Los indicadores nos recuerdan que hace 14 años le vendíamos 2.727 millones de dólares en 2006 y 5.270 millones de dólares en 2007, que están bien lejos de los pocos dólares que hoy nos llegan del raquítico intercambio.

Y ni hablar del momento cumbre en 2008 –en el gobierno de los entonces presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez– cuando Colombia exportó al mercado venezolano la histórica suma de 6.071 millones de dólares.

Pese a las ‘tormentas’ políticas por tener Bogotá y Caracas modelos antagónicos se observa cómo había una especie de línea trazada para no afectar a las economías y a los pueblos.

Eso mismo se mantuvo durante un 2012 y 2013, años en que las exportaciones fueron de 2.556 y 2.256 millones, para caer en 2014 a 1.987 millones y en 2015 a 1.060 millones.

Pero a raíz de los incumplimientos y dificultades en los pagos a las empresas exportadoras colombianas, al acrecentamiento de la crisis y a la tensión diplomática que derivó en todos los problemas conocidos, vino el desplome, con números también nunca vistos de entre 600 millones de dólares y 150 millones de dólares a nuestro vecino.

En este momento hay que darle vuelta a la página y empezar a escudriñar qué va a pasar de ahora en adelante en el aspecto comercial, en el que hay dos metas: una superambiciosa del nuevo embajador Armando Benedetti y otra más conservadora del ministro de Comercio, Germán Umaña Mendoza.

La expectativa es que una vez se reabra el paso binacional de mercancías por Norte de Santander y Táchira y se hagan otros ajustes logísticos, este año termine con un intercambio de 1.200 millones de dólares, es decir, 600 millones de dólares más de lo previsto.

Y el conocimiento que representa Umaña para la frontera y la recuperación de este comercio bilateral, representa que el Gobierno Nacional estima en 4.500 millones de dólares el comercio total de importaciones y exportaciones con Venezuela en sus cuatro años de mandato, dato que coincide con el cálculo de la Cámara Colombo Venezolana que Umaña presidió antes de llegar a ese ministerio.

Y una precisión para mostrar la trascendencia del intercambio colombo-venezolano, la expuso Umaña cuando dijo: “las principales exportaciones de valor agregado y de incorporación de empleo fueron siempre con Venezuela. Es toda una formulación y desarrollo de un esquema diversificado de exportaciones y de producción entre dos países que nunca han debido estar separados”.

La seguridad jurídica es un elemento esencial que debe quedar muy claro para la normalidad del intercambio, asunto que pasa por el pago de una deuda a los empresarios colombianos que estaría entre 125 millones y 421 millones de dólares. Ojalá la cuantía registrada en el Banco Central de Venezuela sea muy pronto girada.

Es razonable esperar que los trámites se cumplan, se fortalezca y se vea el reverdecer de los lazos colombo-venezolanos para que el empleo crezca en nuestra frontera y que ojalá se logre la promesa del embajador Benedetti de llevar el intercambio a 10.000 millones de dólares.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda