Efecto Biden sobre la paz

Viernes, 22 de Enero de 2021
Colombia es el pilar de lo que ocurre en el hemisferio. Su éxito económico y político y su estabilidad, es clave para el hemisferio.

Colombia estará, evidentemente, en la agenda del recién posesionado presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien tiene un gran conocimiento sobre el país y los esfuerzos para poner fin, por la vía negociada, a más de medio siglo de conflicto interno.

En diciembre de 2016, poco después de que entrara en vigencia el acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc, Biden (en calidad de vicepresidente de Barack Obama) estuvo en Cartagena: “Es impresionante lo que Colombia ha hecho”, dijo en esa oportunidad.

Colombia es el pilar de lo que ocurre en el hemisferio. Su éxito económico y político y su estabilidad, es clave para el hemisferio, “así que en EE. UU. estamos muy interesados en su éxito”, subrayó en aquella ocasión el ahora presidente Biden.

Precisamente, Defendamos la Paz le recordó a Biden que el gobierno de Barack Obama, del cual él hizo parte, contribuyó a la firma del acuerdo final con las Farc. “Hoy queremos reconocer ese acompañamiento del cual hizo parte usted, presidente Biden, junto al entonces secretario de Estado, John Kerry, y al enviado especial a esos diálogos, Bernard Aronson”.

Esto significa que en las relaciones Washington-Bogotá, en esta ocasión el eje lo será la consolidación de la paz y de todos los puntos del acuerdo, razón por la cual ya se escuchan voces a favor de ese nuevo aire.

El primero en darle esa interpretación fue el presidente de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Eduardo Cifuentes, quien ha considerado a Biden como “una buena noticia para la JEP colombiana y para la paz en nuestro país”.

“Hemos recibido mayores recursos, hemos recibido mayor asistencia técnica, hemos recibido la alineación con nuestras políticas y ahora vemos con profundo optimismo cómo ahora, en esta nueva etapa del gobierno de los Estados Unidos, seguiremos avanzando en esa misma dirección”, fueron las afirmaciones del consejero Presidencial para la Estabilización y y la Consolidación, Emilio José Archila.

Pero hay que admitir que la situación no está color de rosa y así lo acaba observar la ONU, al indicar que el asesinato de exguerrilleros, defensores de derechos humanos y líderes sociales es un peligroso detonante que golpea la paz.

Precisamente sobre este asunto y luego de un 2020 con una de las peores olas de violencia desde la firma del acuerdo, y 90 masacres consignadas por el observatorio Independiente Indepaz, a Biden la organización Defendamos la Paz le envió una carta a la Casa Blanca para que siga atento a la consolidación de la paz en Colombia.

“Queremos manifestarle nuestra esperanza de que esta nueva administración fortalecerá el apoyo a la implementación integral del Acuerdo de Paz, a la protección de la vida de los excombatientes y de quienes defienden los derechos humanos y trabajan por la paz especialmente en la Colombia rural”, le dijeron al mandatario estadounidense.

Y en momentos en que el demócrata Joe Biden reemplazó a Donald Trump, en el país y Norte de Santander en donde  tiene gran incidencia todo lo que ocurra con la implementación de este pacto, es fundamental recordar lo dicho por él en ese diciembre de 2016 en tierras cartageneras, y que ojalá sirva para que selle su compromiso para ayudarnos a consolidar este proceso:  “Pero ahora comienza la parte difícil”, advirtió, al recordar que “solo la firma de un acuerdo no garantiza la paz”.
 

Image
La opinión
La Opinión