El desprecio por la vida

Lunes, 22 de Febrero de 2021
De los 1.614 homicidios ocurridos en 45 días del presente año , 917 fueron en medio de riñas, discusiones, borracheras, escenas de celos de parejas y trifulcas que estallaron por la intolerancia de los protagonistas.

Alarman y preocupan las estadísticas y declaraciones de los altos mandos de la Policía Nacional sobre los crímenes y violencia que se registran en el país por la intolerancia de muchos colombianos. 

De los 1.614 homicidios ocurridos en apenas 45 días transcurridos del presente año – entre el 1 de enero y el 16 de febrero - , 917 se produjeron en medio de riñas, discusiones, borracheras, escenas de celos de parejas y trifulcas que estallaron por la intolerancia de los protagonistas.

Que el 57 por ciento de las muertes violentas registradas este año lo hayan sido por la intolerancia constituye una cifra escandalosa que no tiene antecedentes en el país, y un desprecio abominable por la vida que merece el más exhaustivo y riguroso análisis. Y son acciones criminales que pudieron haberse evitado a través del diálogo respetuoso y la comprensión mutua.

Como ocurre con otros escenarios y fenómenos de violencia criminal, Cúcuta está entre las seis ciudades y regiones donde más se mata por odio, venganza o intolerancia, con  Antioquia, Cali, Bogotá, Barranquilla y Cartagena.

Por esta razón, las autoridades están llamando la atención para que los colombianos procuremos ser conscientes del verdadero valor de la vida.

Según las investigaciones de la Policía, un factor que incide en los homicidios por intolerancia son los enfrentamientos y refriegas entre vecinos, que se producen por cosas tan sencillas y simples como el ruido, los espacios sociales, el uso de las vías públicas y hasta el humo del cigarrillo. En lo que va corrido de este año, se han contabilizado 33 muertes violentas entre parejas.

“Resulta de imperiosa necesidad que todos los colombianos seamos conscientes del verdadero valor de la vida. Insistimos que por algunas discusiones menores se presentan lesiones personales e incluso llegan al homicidio. Y muy seguramente termina una familia con un ser querido en el cementerio y otro en la cárcel”, afirma el general Carlos Rodríguez, de la Policía Nacional.

Con el fin de contener los homicidios por intolerancia, la Policía han realizado más de 15 mil actividades de sensibilización en los hogares colombianos, con el fin de invitarlos a los centros de conciliación para evitar las agresiones verbales, que se deriven en lesiones físicas e incluso en muertes.

Además, gracias a las labores preventivas y de atención oportuna y a los requerimientos ciudadanos, se ha logrado disminuir en un 37% las lesiones personales en lo corrido del año.

Estamos frente a una grave crisis social que requiere la atención de todas las autoridades y de los diferentes sectores de la sociedad. Nos indica el alto nivel de perversión y degradación al que hemos llegado en Colombia. El llamado es a la familia, como núcleo básico de la sociedad, a los educadores, a los gremios, a las universidades, a los trabajadores, a los profesionales de todas las ramas, a los comerciantes, a los empresarios, a los ciudadanos del común: no podemos seguir indiferentes ante el desmoronamiento de nuestros valores.

En ese orden de ideas, tenemos que acoger la recomendación de las autoridades a los ciudadanos para prevenir y evitar al máximo situaciones de racismo y xenofobia, y a educar a nuestros niños, niñas y adolescentes en el respeto a la sociedad y a la sana y plena convivencia.