Escuchar este artículo

El ministro Umaña

Miércoles, 10 de Agosto de 2022
Él es sabedor -con cifras y datos precisos en mano- de los acontecimientos económicos y comerciales de la frontera con Venezuela.

Norte de Santander tiene a un amigo directo en el gabinete del presidente Gustavo Petro, como lo es el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña Mendoza.


Lea: Cuidado con Gibraltar


Él es sabedor -con cifras y datos precisos en mano- de los acontecimientos económicos y comerciales de la frontera con Venezuela, los cuales siempre evaluó, actualizó y contrastó durante su paso como  presidente ejecutivo de la Cámara Colombo-Venezolana.

A pesar de continuar cerrada la frontera entre Táchira y Norte de Santander el comercio binacional legal ha mostrado una importante recuperación y pare este año se espera alcanzar un total que fluctuara entre 800 y 1200 millones de dólares, lo cual ratifica tener una esperanza moderada en su positiva evolución.  

El párrafo anterior lo escribió el hoy titular de esa cartera ministerial en una columna publicada en La Opinión en la que se refirió a los sueños de integración.

Que Umaña Mendoza hable así es un aliciente para los nortesantandereanos y tachirenses que han vivido las implicaciones negativas de un cierre del intercambio y del rompimiento de las relaciones diplomáticas.


Aquí: Petro, en la Casa de Nariño


Por eso afirmar que Germán Umaña, ficha clave para Norte en el gabinete de Petro, como fue el titular en este medio informativo sobre la llegada al gobierno, es la descripción precisa de un conocedor de las cuestiones de frontera, que sin duda es prenda de garantía para que todo cambie.

Y estamos seguros que así será, pues cuando estuvo presidiendo la Cámara Colombo Venezolana defendió el siguiente postulado: 

“En primer lugar, debe abrirse la frontera entre Norte de Santander y Táchira para el transporte terrestre, no solamente por el bien del comercio y los servicios, sino fundamentalmente para las mejora de las condiciones sociales de disminución de la pobreza, promover el empleo, disminuir la informalidad, mejorar la seguridad, atacar todo tipo de prácticas ilegales y promover el desarrollo y la complementación productiva, así como fortalecer el camino de la integración binacional”.

Que alguien que piense así arribe a ese ministerio que a veces suena tan técnico y lejano a la gente, es sin duda otro elemento que genera tranquilidad para llevar a puerto seguro el ansiado plan fronterizo, que hace parte de la estrategia del nuevo gobierno que se instaló el 7 de agosto.

Como se ha expuesto a lo largo de los últimos años, es indispensable dejar de lado la ideologización en las relaciones internacionales, porque lo sucedido con Venezuela nos deja la el sinsabor de que son los pueblos los que finalmente resultan pagando los platos rotos.

No hay que olvidar este dato: 7.200 millones de dólares, aproximadamente, sumaba el intercambio comercial colombo-venezolano en 2008, que después de desplomó hasta llegar a mínimos históricos.

“En la medida en que se formalicen nuevamente las relaciones comerciales va a haber mayor oportunidades de crecimiento para ese comercio: el anuncio de Gustavo Petro es viable”, es la consideración de Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex).

Una interesante tarea le espera al ministro Umaña, la cual será seguida muy de cerca por las fuerzas vivas de la región a ambos lados de la línea limítrofe, puesto que la expectativa no solo es aquí sino también en Táchira, porque por algo será que siempre se le ha conocido a la zona como la frontera más viva de América Latina.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda