Escuchar este artículo

‘Elefante blanco’

Jueves, 5 de Agosto de 2021
Los habitantes de Cúcuta quedaron muy atentos para que el nuevo plazo prometido de entrega “a mediados de octubre” por parte de la Secretaría de Infraestructura Municipal, en esta ocasión se cumpla.

Lo advertido por la Contraloría Departamental de Norte de Santander fue muy cierto al exponer su preocupación sobre la intersección de Cuatro Vientos, de que podría llegar a convertirse en la obra inconclusa más grande de Cúcuta y la región.

Llevarnos el título de tener otro ‘elefante blanco’ sería el colmo y más teniendo en cuenta de que se trata de un proyecto esencial tanto para el oriente cucuteño y para la movilidad en general de la ciudad.

Por lo tanto, así los expertos jurisconsultos piensen lo contrario, lo importante en este momento es proceder a la finalización de los trabajos pendientes para proceder a entregar y poner al servicio de la comunidad el puente y la nueva vialidad en ese sector de la avenida Demetrio Mendoza.

Está muy bien que los jueces y magistrados de los tribunales se encarguen de determinar si hubo hechos que merezcan la aplicación de la ley y la exigencia de aplicación de la pólizas o el pago de indemnizaciones o acciones disciplinarias o penales.

Allá habrá tiempo para que determinen si las leyes, normas, y códigos fueron violados o no tenidos en cuenta, porque los que ya no aguantan un día más con dicha megaobra paralizada son los cucuteños que de una u otra forma resultan afectados por todo lo sucedido allí.

Por eso, ojalá la administración municipal avance con prontitud para que la aplicación de la urgencia manifiesta facilite la inversión de los aproximadamente $900 millones para las obras restantes que equivalen al 2,56% de lo proyectado.

Hay que ratificar que no tenía presentación exponer a la congelación por tiempo indefinido -con los riesgos que el abandono implica- un proyecto cuya inversión inicial fue de $31.900 millones y al que después le agregaron $2.072 millones.

Por el momento, la ciudadanía no quiere escuchar más excusas sino que la firma seleccionada para la ejecución de la etapa final, adelante con prontitud lo relacionado con detalles de urbanismo y espacio público, estructura de pavimento en sitios críticos, iluminación, señalización y demarcación, así como aperturas parciales para el tránsito vehicular.

Los habitantes de Cúcuta quedaron muy atentos para que el nuevo plazo prometido de entrega “a mediados de octubre” por parte de la Secretaría de Infraestructura Municipal, en esta ocasión se cumpla, dado que en el pasado las fechas fijadas pasaron y el puente de Cuatro Vientos sigue sin ser estrenado.

Y frente a lo accidentada que ha resultado esta obra, resulta interesante saber qué dirá la justicia sobre la afirmación del alcalde Jairo Yáñez de que el contrato de obra pública No. 2817 de 2018 con la Unión Temporal Construnorte terminó el pasado 27 de julio, “sin que el contratista entregara la obra al 100%, como era su obligación”.

Pero igualmente es fundamental conocer las argumentaciones jurídicas de los tribunales frente a lo expuesto por el apoderado de la firma constructora, al asegurar “que el contrato aún mantiene su vigencia debido a que no ha elaborado acta de recibo final ni se han llevado a cabo las tratativas de la liquidación bilateral y en su defecto el plazo de la liquidación unilateral del mismo”.

E igualmente será de la mayor trascendencia los resultados del pedido de la Contraloría Departamental de hacer un control fiscal, concomitante y preventivo al proyecto, porque aunque Cuatro Vientos sople, es claro que la verdad debe fluir y los correctivos aplicarse a futuros procesos contractuales.

Image
La opinión
La Opinión