Escuchar este artículo

Fotomultas para todos

Jueves, 8 de Septiembre de 2022
Y es que en los retenes ocasionales que hace la policía de Tránsito, nunca hemos visto que pidan a los conductores los papeles que certifican que el vehículo fue registrado.

Independientemente de los cuestionamientos a ciertos aspectos relacionados con este mecanismo de las fotomultas, tal vez se ha llegado a encontrar una salida ‘salomónica’ para quienes han pedido a gritos que se reabra el registro de carros y motos venezolanas que circulan en Norte de Santander.

Esa opción surge del planteamiento expuesto por el secretario de Tránsito de Cúcuta, Mayid Gene Beltrán, para que las fotomultas se les apliquen a  los vehículos de matrícula extranjera por las infracciones que cometan en la ciudad.

Luego de que se creara el mecanismo para que dichos automotores se registraran y entraran a pagar el impuesto de rodamiento en la región, en una especie de regulación, aparecieron quienes piden que vuelva a darse esa oportunidad porque hay unos 20.000 que no alcanzaron a hacerlo por diversas razones o que no quisieron hacerlo, que deben ser la mayoría.

Hasta el momento, se venía advirtiendo que eso no podía hacerse porque era prácticamente que abrir la posibilidad de que un número superior al indicado entrara en ese procedimiento e incluso que hasta se permitiera entrar a algunos que están después de 2016.

Sin embargo, todo esto se ha quedado en el tintero porque la medida debe de ser adoptada por el Gobierno Nacional, puesto que dicho registro se encuentra en la Ley 1955 de 2019.

El artículo 121 estableció la obligación para los propietarios o tenedores de vehículos y motocicletas de matrícula del país vecino, cuyo modelo no supere el año 2016, que al 19 de agosto de 2015 hubieran ingresado y se encontrasen circulando en la jurisdicción de los departamentos al que pertenecen las unidades especiales de desarrollo fronterizo, a realizar el registro de dichos bienes ante los municipios de las UEDF, a más tardar el 25 de septiembre de 2019.

Como lógicamente ese pedido será expuesto, otra vez, en cualquier momento ante el gobierno del presidente Gustavo Petro, es obvio que los argumentos deben ser concretos.

Y entre ellos -el que podría tener un sentido real- es el que tiene que ver con el cruce de información entre las fotodetecciones y los datos del registro de automotores venezolanos que maneja la Secretaría de Hacienda del Departamento, para que los propietarios y tenedores respondan por las infracciones que cometan.

Pero ¿por qué castigar a los que cumplieron con la legalidad en la inscripción y pagan anualmente a Hacienda Departamental un impuesto, en vez de buscar a quienes no se inscribieron en el registro? Porque esos son los verdaderos evasores, y es a quienes se debería sancionar, como quedó en el decreto  del registro con la retención del vehículo.

Y es que en los retenes ocasionales que hace la policía de Tránsito, nunca hemos visto que pidan a los conductores, sean motocicletas o carros, los papeles que certifican que el vehículo fue registrado.

Prácticamente lo que hoy sucede es que los automóviles y motos venezolanas registrados no respetan las señales de tránsito y mucho menos quienes no lo hicieron, porque saben que ellas no tienen como verificar y detectar la información para la aplicación del respectivo comparendo.

Independientemente de las medidas que se adopten en la región, lo cierto es que debe plantearse es que sea factible hacer el contraste informativo para castigar, primero a quienes ni siquiera cumplieron con el registro de vehículos extranjeros, y luego de depurar ese censo, ahí sí empezar a utilizar las fotodetecciones para castigar las violaciones de las normas  de tránsito.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda