Escuchar este artículo

Frontera: pasarela política

Martes, 21 de Septiembre de 2021
Migración Colombia ha dicho que en el país se encuentran 1,7 millones de migrantes y la ONU precisó que en total seis millones de personas han abandonado el vecino territorio.

Chequeando los archivos apareció material fotográfico de muy famosos personajes extranjeros y nacionales que no han desaprovechado la oportunidad para venir a tomarse fotos en la frontera colombo-venezolana que cobró cierto exotismo para los flashes.

Está por ejemplo aquella en que estuvieron los presidentes de Chile, Rafael Piñera, y de Paraguay, Mario Abdo, en compañía de su homólogo colombiano, Iván Duque, y del líder opositor venezolano Juan Guaidó, en el concierto ‘Venezuela Aid Live’, en febrero de 2019.

A los puentes internacionales que conectan a los dos países que tienen rotas sus relaciones diplomáticas, también llegaron figuras de la talla de Ivanka Trump, hija del expresidente Donald Trump, al igual que el entonces secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Los motivos en aquella temporada en que la alfombra roja estuvo tendida para ofrecerles escenario a quienes no querían quedarse sin un  recuerdo de su visita a esta frontera caliente (tanto por el clima como por la crisis de todos los órdenes), era el éxodo masivo de venezolanos que huían de su país por diversos problemas: económicos, sociales, políticos y de seguridad.

Migración Colombia ha dicho que en el país se encuentran 1,7 millones de migrantes y la ONU precisó que en total seis millones de personas han abandonado el vecino territorio.

En medio de esto y de las difíciles condiciones fronterizas en donde hay 28 grupos armados ilegales de ellos 13 transnacionales, ahora la campaña política encontró terreno abonado para exponer toda suerte de posibles proyectos que pudieran resultar siendo como la salvación o la varita mágica para que los males desaparezcan y todo vuelva a fluir.

Sin demeritar ni lógicamente considerar que ese asunto no deba de estar entre los temas obligados de quienes aspiran a gobernar el país en el periodo 2022-2026, lo cierto es que tampoco puede ser para venir a llenar de esperanzas falsas que pueden terminar desvaneciéndose una vez alguno de ellos luzca la banda presidencial en su pecho.

Ya vimos como la Coalición de la Esperanza, el senador opositor y precandidato Gustavo Petro, y la senadora oficialista y la precandidata del Centro Democrático, Paloma Valencia, ya dejaron entrever sus primeras promesas con la región en un eventual gobierno de ellos.

Esto significa que debemos de acostumbrarnos a ver en la zona limítrofe entre Táchira y Norte de Santander, a cuanto aspirante a suceder a Iván Duque en la Presidencia, y a oírlo decir palabras bonitas y esbozar planes muy atractivos para que todo quede prontamente solucionado.

Lástima que las fórmulas mágicas sí aparezcan en la temporada preelectoral. Por ejemplo, en el caso de Petro y Valencia, dos muy importantes figuras del Senado de la República, por qué no lucharon antes por esta región de la manera como ahora lo exponen.

El uno como jefe de la oposición y ella como alfil importante del uribismo, debieron en el pasado haber optado por dejar de lado las diferencias políticas y con sentido de patria haberse levantado y convocado a todos los partidos políticos para que la delicada situación  fronteriza con Venezuela, tuviera una solución que empezara por el restablecimiento de unas relaciones básicas como las consulares y de entendimiento policíaco para golpear la criminalidad y de paso de mercancías en el intercambio comercial.

Hay que reclamarles a los candidatos que cumplan lo que vienen a prometer, sin necesidad de escribirlo en mármol, pero eso ya no es garantía, pero que sí al menos entiendan que andar como Caín y Abel lo que ha provocado por aquí es que la criminalidad esté ganando ese territorio de nadie. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión