Escuchar este artículo

Los homicidios

Miércoles, 16 de Diciembre de 2020
¿Será que nos están atacando todas las plagas?, podría llegarse a pensar.

Pecando de ingenuos, se llegó a pensar que la criminalidad iba a tener un freno como consecuencia de la pandemia del coronavirus en la región, pero los hechos y las estadísticas nos indican que los pistoleros ni descansan ni le tienen miedo a la enfermedad.

¿Será que nos están atacando todas las plagas?, podría llegarse a pensar, puesto que Norte de Santander en materia de homicidios no siguió la senda que le ha permitido al presidente Iván Duque asegurar que este año en Colombia se logrará la menor tasa de asesinatos desde 1974.

“La menor tasa de homicidios en 46 años significa que la Policía Nacional y la Fuerza Pública, integralmente, cumplen el deber”, fue la expresión presidencial en torno a este comportamiento.

Y contrariamente a lo destacado por Duque, quien agregó que durante los 12 meses del año no se ha presentado un solo homicidio en 347 municipios, de 1.103, por estas tierras nortesantandereanas la situación es radicalmente diferente, es decir, no muy alentadora, desde el punto de vista de la ocurrencia de ese delito.

Haciendo cuentas debemos recordar las seis masacres ocurridas hasta el momento en el departamento, cuatro de ellas en sectores de la zona rural de Cúcuta y dos más que sucedieron en Ábrego y Ocaña, que indican a las claras las dramáticas condiciones de inseguridad y de recrudecimiento del conflicto en esta área de influencia del Catatumbo.

Habrá que cruzar los dedos para que lo que resta de diciembre no se presenten hechos sangrientos y así poder ajustarse el departamento a lo expuesto por el jefe de Estado, pero en ese asunto habrá que esperar como se comporten los acontecimientos.

De acuerdo con cifras oficiales, hasta lo que va corrido del último mes de 2020, los homicidios en Norte de Santander ascienden a un total de 520, mientras que en todo el año pasado esa estadística fue de 586 asesinatos  de acuerdo con el reporte de Medicina Legal.

Entre tanto, la oleada de crímenes sí tiene un comportamiento muy acelerado en Cúcuta, donde ya en la actualidad se superaron el número de asesinatos ocurridos hasta esta misma época de 2019.

El más reciente dato indica que en la capital departamental  la cifra de homicidios alcanza los 244, mostrando con esto que se quedó por fuera de las ciudades en donde los hechos de sangre bajaron como lo planteó el jefe de Estado.

El año pasado el comportamiento de los homicidios hasta antes de las fiestas de Navidad y de Año Nuevo marcaba los 181 casos, es decir, que ya se registran 63 más.

En medio de este panorama que para nada resulta alentador, sería interesante saber por qué en un municipio tan pequeño como Puerto Santander en la vereda El Dave se han registrado diez crímenes en lo corrido de este pandémico año.

Concentrarse en ese punto fronterizo la sucesión de asesinatos, es indicativo de que debe de haber un trasfondo que es  indispensable develar e ir tras la pista de los autores materiales e intelectuales de esas muertes violentas.

Habrá que esperar que dentro de la consolidación de las estrategias netamente operativas y  de inteligencia para consolidar la lucha contra el crimen y mejorar la seguridad ciudadana, en Norte de Santander se logren bajar esos índices sangrientos que a todos preocupan. 

Image
La opinión
La Opinión