Formulario de búsqueda

-
Martes, 14 Noviembre 2017 - 1:02am

¿Más claro el agua?

Ni los árabes de los emiratos ni Minesa, su empresa, ni nadie, es garantía de que Santurbán seguirá siendo la fuente hídrica que es.

El Rey Midas no existe. Ese personaje que convertía en oro todo lo que tocaba es solo una creación de la mitología griega.

Sin embargo, en Colombia se insiste en convencernos de que basta un gesto de asentimiento, para darle vida. En este caso no importa si es surafricano, árabe o incluso colombiano. De acuerdo con el discurso oficial, dentro de poco “se podría multiplicar por dos la producción de oro en Colombia”.

Para ello, sería suficiente que los ultramillonarios jeques árabes que hicieron de los siete países que integran los Emiratos Árabes su archilujosa finca de recreo invirtieran mil millones de dólares en un gran proyecto minero de oro en Santurbán.

Se trata del mismo páramo de Santurbán de siempre, del que le da agua a 1,8 millones de personas de Santander y Norte de Santander y que se constituye en una estrella fluvial de primer orden, por el que hay personas dispuestas a dar la vida, por defenderlo, unas; por destruirlo, otras.

Que haya quien diga que con la explotación minera se mantendrá el páramo íntegro dice la verdad que siempre dicen ante los proyectos mineros, una verdad que cae como piedra con el primer día de labores. Es decir, una falacia.

Ni los árabes de los emiratos ni Minesa, su empresa, ni nadie, es garantía de que Santurbán seguirá siendo la fuente hídrica que es, así hagan inversiones cuyas cifras causan vértigo (3 billones de pesos de hoy) y ofrezcan apoyo económico para el proceso de paz.

Una donación de 45 millones de dólares, dice el gobierno colombiano, “para financiar iniciativas destinadas a mejorar la situación” tras el fin de la guerra. Tal vez ese dinero sea producto de un gesto noble de los árabes, deseosos de que viva en paz el país del que se van a llevar el oro… y, en este caso sí, también el moro.

Al respecto, llama la atención el desprendimiento emiratí para con Colombia, cuando mantienen en una miseria desalmada a sus trabajadores extranjeros en la maloliente y destartalada ciudadela de Sonapur.

La verdad, inversiones, pero sobre todo regalos así, aunque sean para “algún proyecto en desarrollo relacionado con la infancia, la salud y la educación”, dejan muchas dudas. De eso tan bueno no dan tanto, decía alguien no tan tonto como lo creían.

Y no es desconfiar por desconfiar. Se trata de una reacción casi automática respaldada por la experiencia de conocer los enormes destrozos como los causados por las más poderosas firmas carboneras en  el norte del país.

Qué hará el gobierno con Santurbán y Minesa es algo que, desde ya, tiene a muchos colombianos en estado de alerta. No va a ser fácil ni para el gobierno y los árabes, ni para los ambientalistas y habitantes de la región, la batalla que se viene.

Pero quienes dependemos de Santurbán sabemos y no solo hay que darle, sino ganarla, aunque la veloz y desenfrenada locomotora de la minería intensiva se descarrile. Los mineros tienen cómo reparar sus daños.

Pero no hay manera de reparar los daños que dejan los proyectos mineros a los que se les ponen en la frente rótulos de imprescindibles motores de la economía, salvadores de la debacle financiera y otras linduras por el estilo.

Así que, mejor, tengan mucho cuidado con lo que hacen, porque no hay nada claro, a no ser el agua que enfrenta el peligro de no correr más.

La Opinión

@laopinioncucuta

Medio de Comunicación de los nortesantandereanos.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Mundo
Artículo

Más de 100 muertos en naufragio en Tanzania

Un ferri se hundió en el lago Victoria, el más grande de África.

AFP
Frontera
Artículo

La gasolina en Táchira se compra en pesos

“Pagaba 5 mil pesos por la pimpina, pero con esta escasez me la están cobrando en 12.000”, manifestó una residente de San Cristóbal.

La Opinión
Publicidad
Región
Artículo

Rector de colegio de La Playa de Belén acepta dejar cargo

Se trata de Luis Alfredo Moreno Bonilla, de la institución educativa Fray José María Arévalo. 

Cortesía
Región
Artículo

Aporte a proyecto de sábila en Norte de Santander

Para víctimas de Hacarí y La Playa. 

Cortesía
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Colegio de Cúcuta se transforma en sede de Naciones Unidas

Un ejercicio en el que las estudiantes abordaron la crisis migratoria en la frontera colombo-venezolana.
 

César Obando / La Opinión
Cultura
Artículo

Doble exposición del Salón Regional en la Quinta Teresa

Obras de Sebastián Sánchez y de Juan Duque.

Cortesía Leonardo Meza
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Ocaña
Artículo

Coomeva no responde a la deuda en Ese de Ocaña

Esta EPS tiene una deuda de 5.628 millones de pesos con el hospital del municipio, a corte de junio. 

Archivo
+ Deportes
Artículo

Tres cucuteñas en los Olímpicos de la Juventud

María Camila Osorio y las rugbistas Silvia Juliana Pereira López  y Marta Tatiana Jiménez Acosta. 

Archivo
Publicidad
Judicial
Artículo

En el centro de Cúcuta hallan bodega de calzado de contrabando

Se incautaron de 1.700 pares de zapatos. 

Policía
Entretenimiento
Artículo

Silvestre Dangond se presenta este sábado en Cúcuta

El cantante estará en la Plaza de Banderas.

Especial
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.