Escuchar este artículo

Mitos del coronavirus

Sábado, 23 de Enero de 2021
Lamentablemente las llamadas fake news o noticias falsas, son utilizadas como instrumento para generar y ganar audiencia.

Miren no más lo que acaba de pasar. El famoso narrador deportivo, Javier Fernández,  conocido como el Cantante del  Gol, salió en un programa deportivo a afirmar que al parecer los médicos y los centros hospitalarios en Colombia tienen una especie de cartel del coronavirus, para echarse al bolsillo millones de pesos, por paciente.

Por redes sociales esa versión ha venido circulando tiempo después de la llegada de la pandemia al país, siendo ahora rebatida y desmentida por el Colegio Médico Colombiano, por injuriosas, calumniosas y estigmatizadoras.

Eso es lo que nos pasa como sociedad en donde sin fundamentos ni precisiones ni pruebas ni consideración alguna, se lanzan especies de esa naturaleza que de inmediato generan en redes miles de comentarios, pero que finalmente resultan siendo producto de la fantasía.

Lamentablemente las llamadas fake news o noticias falsas, son utilizadas como instrumento para generar y ganar audiencia, porque por ejemplo en asuntos relacionados con la pandemia, todo lo que se diga de inmediato capta la atención de la gente.

En esa misma línea del desafortunado incidente, han surgido muchísimas otras consideraciones sin fundamento, relacionadas con la atención de los pacientes contagiados, el riesgo de ir a la clínica o al hospital y hasta del uso de una variedad de medicamentos, menjurges o pócimas, para salvarse del ataque del virus.

Lo peor de todo es que esos dichos crecen como una bola de nieve y se expanden con tal rapidez, que al final lo que resultan es poniendo en riesgo la vida, puesto que las teorías conspirativas de tanto repetirse, terminan siendo consideradas como una verdad.

Lo cierto de esta pandemia que en Colombia ya ha cobrado la vida de 50.586 personas y en Norte de Santander el número de contagiados asciende a 47.021, es que la debemos tener como un enemigo que nos puede hacer mucho daño y que ataca a todos por igual.

Como serán de dañinas esas teorías, que paralelo al combate del coronavirus en el mundo se combate contra la pandemia de la desinformación que, por ejemplo, ha llevado a creer que si una persona con sospecha de contagio por la COVID-19 va al  hospital lo que prácticamente hace es firmar su sentencia de muerte.

Falsedades de esa naturaleza  lo que llevan es a desestimular a la gente para ir a consultar al médico, hecho que puede implicar riesgos para la vida o para el agravamiento de los síntomas y que cuando van al hospital, ya puede ser demasiado tarde.

Que el traslado a UCI significa muerte o que ir a la clínica es contagiarse con coronavirus, son otras de las consideraciones que dentro de ese cúmulo de desinformación ruedan tanto por redes sociales como mediante el voz a voz.

Y aunque los expertos aseguran que eso es falso o que de ninguna manera es una sentencia de muerte, lo que se advierte es que esa ola de aseveraciones sin rigor científico continúan haciendo de las suyas.

Lo anterior concuerda con lo expuesto por Guy Berger, director de Políticas y Estrategias sobre Comunicación e Información de la UNESCO, y uno de los principales expertos de esa agencia de la ONU en materia de desinformación: “cuando la desinformación se repite y amplifica, incluso por personas influyentes, existe el grave peligro de que la información basada en hechos  verdaderos, termine teniendo un impacto marginal”.
 

Image
La opinión
La Opinión