Escuchar este artículo

¡No están solas!

Viernes, 26 de Noviembre de 2021
Los distintos tipos de violencia generan un elevado costo social y económico para las mujeres, sus familias y la sociedad, y aparte de ello, algunas veces con consecuencias fatales como el homicidio o el suicidio.

Ha publicado La Opinión en los últimos días impactantes y documentados informes sobre la persistente agresión y violencia contra la mujer en Cúcuta y nuestra zona de frontera. Pero también casi todos los medios se han ocupado sobre esta misma aberrante situación en el resto del país y del planeta.

A propósito de la celebración ayer del Día Internacional de la Eliminación contra la Mujer, la Organización Mundial de la Salud  ha revelado que aproximadamente una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual, y en la mayor parte de las veces el agresor es su propia pareja. Es parecida la situación de la violencia intrafamiliar: los agresores y responsables hacen parte del entorno familiar de la víctima.

Entre enero y agosto del presente año se contabilizaron en nuestro país más de 50 mil casos de violencias basadas en género. Es una cifra que aterra.

De acuerdo con un informe de la Procuraduría General de la Nación, más de 600 mujeres han sido asesinadas en 2021 en Colombia.

Los distintos tipos de violencia generan un elevado costo social y económico para las mujeres, sus familias y la sociedad, a veces con consecuencias fatales como el homicidio o el suicidio.

Pese a que esta problemática es reconocida, las cifras en el país aún son alarmantes. Según las reportadas por el Instituto Nacional de Medicina Legal, se evidenció un aumento de los casos de Violencia Basada en Género- VBG, en el período de enero a agosto del año 2021 en relación con 2020. El total de casos presentados en mujeres en el 2020 fue de 51.018, en cambio para el 2021, esta cifra ascendió a un total de 52.543 casos.

Aunque la violencia física y sexual suelen ser los dos de los tipos de violencia más conocidos a nivel mundial, existe una clasificación más amplia que incluye también la violencia psicológica, patrimonial y económica.  Así mismo, por el contexto o entorno, pese a que la violencia intrafamiliar es la más reconocida con 24.492 casos a corte de agosto de 2021, las mujeres, niñas y adolescentes también pueden sufrir de violencia cultural, laboral o escolar. Por ejemplo, a marzo de 2021, se notificaron un total de 865 víctimas de violencia de género en mujeres provenientes de Venezuela.

Según la OMS, todos estos tipos de violencias pueden provocar en las mujeres graves problemas de salud física, mental, sexual y reproductiva, tales como lesiones, embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual, abortos involuntarios, depresión, estrés postraumático, ansiedad, insomnio, trastornos alimentarios, intentos de suicidio, entre muchos otros.

La Procuraduría reiteró su llamado a las mujeres víctimas o en riesgo para que no se queden calladas y denuncien las amenazas o agresiones de que son víctimas. Deben entender que no están solas y acercarse sin pérdida de tiempo a instituciones como las Secretarías de la Mujer, Comisarías de Familia, Defensoría del Pueblo, Personerías, consultorios jurídicos y demás entidades del Estado y de organizaciones particulares y sin ánimo de lucro para hacer las denuncias y recibir la orientación adecuada y pertinente.

Entre 2020 y agosto de 2021, se recibieron, en promedio, 82 llamadas diarias y, al examinar el comportamiento de las llamadas respecto del departamento del cual se generaron se encontró que, tanto en 2020 como en 2021, la mayoría de ellas (75%) tuvo origen en Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Atlántico y Santander.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Contenido Patrocinado