Formulario de búsqueda

-
Sábado, 28 Marzo 2015 - 4:24pm

Parando antenas

Las compañías deben desarrollar alternativas para sus redes. ¿Qué harían, en el supuesto en que todos los municipios colombianos les negaran la posibilidad de que los pueblos los acribillen con antenas? ¿Dejarían su enorme negocio? Claro que no: del faldón de la camisa sacarían soluciones, las que fueran necesarias.

Temas - Editorial

No es un asunto tan fácil, como parece, ese de legislar para facilitar que las empresas de telecomunicaciones instalen 10 mil antenas, en su mayoría en centros urbanos, como un requisito fundamental para garantizar la calidad de las señales.

Desde hace varios meses, las comunidades barriales vienen ofreciendo mayor y más frecuente resistencia a los planes de las empresas de convertir las ciudades en una especie de alfileteros, y han logrado apoyo en los gobiernos locales, necesitados como están de defender la autonomía municipal contra ataques por todos los flancos.

Es un hecho: las antenas son peligrosas. El caso de la familia Mauri Benedetti, en Barranquilla, que perdió gran parte de sus bienes porque la enorme torre de una empresa de celulares les cayó encima, es prueba de que en los barrios la gente no se queja sin motivo. El respaldo del barrio El Paraíso y del gobierno local, fue absoluto.

El Distrito Especial Industrial y Portuario, de inmediato ordenó el desmonte de todas las antenas en sectores residenciales de Barranquilla, algo que, en concepto de las empresas de telecomunicaciones, va en contravía del mejoramiento del servicio de telefonía móvil y de internet.

¿Por qué, preguntan opositores a las antenas, vecindarios que llevan muchos años en un clima de bienestar creado y defendido por los vecinos, se deben someter al mandato del progreso y permitir que les instalen enormes torres de acero en los patios, sólo porque las compañías de telecomunicaciones tienen interés en ello?

La gente cree que la radiofrecuencia de las repetidoras genera problemas para la salud, pero numerosos estudios en Europa y Estados Unidos no lo han podido comprobar. Claro, tampoco han podido desvirtuarlo. Es una especie de empate entre quienes consideran que primero es el hombre y quienes sostienen que es el progreso.

En Cúcuta, la alcaldía está con los habitantes. Recientemente, ante quejas de vecinos de Cuberos Niño, el propio secretario de Gobierno, Óscar Gerardino Astier, le demostró a una empresa de telecomunicaciones que mintió cuando comenzó a montar una enorme torre diciendo que tenía autorización del gobierno local para la instalación.

La obra está suspendida y el barrio Alerta. No quieren antena, y mucho menos más mentiras. Ellos saben, y todos los habitantes de Cúcuta deben saberlo, que por encima del interés de la comunidad no está nada, ni siquiera las poderosas empresas de telecomunicaciones, y que una cosa es el progreso y otra el interés de una o varias compañías privadas, que de ordinario estas últimas confunden.

En el caso de Cuberos Niño, debieron suspender la instalación de la antena no tanto por las razones de que valen más los vecinos que las torres, como por mentir, lo que pone en evidencia el poco respeto que les merece el poder local, que es la base de toda la estructura democrática.

Las compañías deben desarrollar alternativas para sus redes. ¿Qué harían, en el supuesto en que todos los municipios colombianos les negaran la posibilidad de que los pueblos los acribillen con antenas? ¿Dejarían su enorme negocio? Claro que no: del faldón de la camisa sacarían soluciones, las que fueran necesarias.

Entonces, ¿por qué no lo hacen ahora? Es una sugerencia, ante la realidad de que no podrán poner torres cercanas a escuelas, hospitales, sitios de concentración de personas o barrios que se opongan, y la posibilidad de que, en el futuro, no haya lugares aptos para ellos.

Una de las patas sobre las que descansará el Plan de Ordenamiento Territorial será la que garantiza la prevalencia del interés general sobre el particular, es decir, el interés de las gentes de un barrio, aunque sea el más pobre y marginado, siempre será más importante que el interés de cualquier empresa de telecomunicaciones, así se trate de cualquiera de las multinacionales que exhuman poder por todo lado.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Mundo
Artículo

La Iglesia salvadoreña pide investigar el asesinato de un sacerdote

El arzobispo de San Salvador explicó que el sacerdote fue acribillado "mientras dormía".

AFP
Judicial
Artículo

Desmantelan ‘olla’ en el puente Jorge Gaitán Durán

Luego de la denuncia que publicó La Opinión y Q´hubo las autoridades se tomaron el sector.

La Opinión
Publicidad
Colombia
Artículo

Jesús Santrich fue dado de alta

Según el dictamen "su salud está restablecida".

Colprensa
Entretenimiento
Artículo

‘Juego de Tronos’ llega a su fin y el mundo espera

El fin de esta serie exitosa en todo el planeta, dejará seguramente un gran vacío en numerosos fanáticos. 

Twitter
Publicidad
Colombia
Artículo

70 puñaladas recibió un hincha del Tolima en Antioquia

Jhonatan Camilo Morales alentó a su equipo en el Atanasio Girardot antes de perder su vida en una riña.

Archivo Colprensa
Fútbol
Artículo

Real Madrid cierra una temporada de pesadilla con otra derrota

El título en el Mundial de Clubes fue la única alegría para el equipo blanco.

AFP
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Mundo
Artículo

Lula está enamorado y si sale de prisión se casará, dice exministro

Según un periodista de la revista Época, la enamorada visita a Lula en la prisión seguido y tendría en torno a los 40 años. 

AFP
Colombia
Artículo

New York Times le respondió a Cabal por ataques contra periodista Nicholas Casey

El medio dijo que no toma partido en ningún conflicto político en ninguna parte del mundo.

Colprensa
Publicidad
Vida y salud
Artículo

Lactancia materna reduce el riesgo de enfermedades del corazón

Estudios han indicado que la prolactina reduce el riesgo de diabetes.

Colprensa
Colombia
Artículo

Juez legalizó la captura de Santrich

El exjefe guerrillero está investigado por los delitos de narcotráfico y concierto para delinquir.

Colprensa
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.