Escuchar este artículo

Problemas con el SOAT

Miércoles, 3 de Agosto de 2022
Hay 6,3 millones de motocicletas que van por ahí sin el SOAT, de las 10,5 millones que componen actualmente dicho parque automotor en Colombia.

Un interesante mapeo sobre el volumen de motocicletas que en Colombia circulan sin el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), debe llamar la urgente atención de las autoridades de tránsito, porque lo que ahí se tipifica es un gravísimo riesgo para el servicio de salud.

Para hacer la evaluación se tomaron los datos que  se encuentran en el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT) y de allí apareció la luz roja de advertencia que puede ponerle la piel de gallina a más de uno.

En el territorio nacional, seis de cada diez de las motocicletas que hoy ruedan por las calles, lo hacen sin este requisito indispensable, que en últimas también conlleva graves peligros para las víctimas que en alguna eventualidad pueden quedar en el limbo, sin ser atendidas o hasta tener que cubrir los gastos ellas mismas.

Para tener en la mente un punto de referencia de lo que eso significa, piensen no más en que 6,3 millones de esos vehículos van por ahí sin el SOAT, de los 10,5 millones que componen actualmente el parque automotor de motos en el país.

Y es que acá en el territorio nortesantandereano, en esa materia, estamos mal, porque al 60% de las motocicletas que circulan, sus dueños y conductores no les han renovado este seguro obligatorio.

Para ver que eso no es cualquier asunto de talla menor, es bueno además tener en cuenta que de cada cien accidentes viales que ocurren en el país, en 87 de ellos aparecen involucradas las motocicletas.

Otros departamentos con altas cifras de incumplimiento de ese requisito básico son: Amazonas (91%), Sucre (87%), Córdoba y Arauca (85%), Magdalena (83%), La Guajira (84%), Nariño y Vichada (80%), entre otros.

Este asunto de la evasión de tener el SOAT vigente versus la alta accidentalidad, tiene que considerarse como una situación de emergencia, pues además en los automotores, la situación es parecida.

Esto debería de ser objeto de revisión para entrar a enfrentar este inconveniente que tiene muchas aristas y en el cual es fundamental que hasta el Congreso de la República y las autoridades nacionales de transporte y los organismos regulatorios,  enfrenten de la mejor manera este problema.

No hay que olvidar, de todas maneras, que no llevar el SOAT renovado, es un factor para la aplicación de multas para los infractores, que no parecen tener la mínima intención de acatar las normas, viendo la cantidad de motocicletas que van por ahí sin ese requisito básico.

Esta situación debería ser tratada ahora que ha surgido una inquietud de Fenalco, en Norte de Santander, sobre dificultades para matricular las motos nuevas que se venden en los concesionarios, porque no les estarían suministrando el SOAT en las compañías aseguradoras.

Viendo por una parte que aquí el 60% de las motos no han renovado el SOAT y ahora se encuentra esta dificultad, pues ha llegado la hora de solucionar las dos caras que muestra el problema con el seguro obligatorio.

Cuando un inconveniente se desborda y amenaza con volverse inmanejable, lo más lógico es proceder a tomar las correcciones que  tengan que plantearse, por ejemplo y evaluar posibilidades diversas para conjurar la situación, analizando desde el mismo costo del seguro hasta posibles amnistías a quienes vayan y lo adquieran y puedan con ello ser exonerados por una vez de la multa por infringir esa norma.

En una región como la nuestra, donde se venden hasta 2.500 motos mensuales nuevas, algo se debe hacer para que ese SOAT no solo se cumpla durante el primer año, sino que  su renovación se vuelva una cultura.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda