Escuchar este artículo

Rendir cuentas

Miércoles, 15 de Septiembre de 2021
¿Sabe usted qué hace hoy el Concejo de Cúcuta?

Interesante resultaría para los ciudadanos saber qué es lo que hacen los honorables concejales de los 40 municipios de Norte de Santander y de la Asamblea departamental, aprovechando que en el cabildo cucuteño se plantea un proyecto para que los munícipes rindan cuentas.

Saludable para la democracia local en la Nación entera resultaría la existencia de un mecanismo que permitiera medir la funcionalidad de esas corporaciones desde el seguimiento de la labor de cada uno de sus integrantes.

Deben entender quienes ocupan curules en el orden local, que ellos se deben a los ciudadanos en general a quienes en la práctica están subordinados y por tal motivo tienen el derecho de que les rindan cuentas.

Basta con saber que obligatoriamente vigencia tras vigencia se les asignan a estos cuerpos colegiados un presupuesto para funcionamiento, hecho que por sí solo ya sería suficiente para que se le montara una veeduría a esos recursos públicos, queriendo saber qué labor desempeñó, por ejemplo, cada uno de los 19 concejales de Cúcuta, y los mismo en la Asamblea de Norte de Santander con sus 13 diputados.

Aunque tal vez pueda sonar complicado hacerlo o difícil de medir los resultados, lo cierto es que una determinación de estas que surgiera desde el mismo seno de estas instituciones, indudablemente ayudaría a mejor la imagen, la percepción y la calificación de los habitantes, que en la mayoría de las veces se muestran molestos con quienes ellos eligieron para que los representara allí.

Una encuesta de #MiVozmiCiudad, hecha por la Red de Ciudades Cómo Vamos, en la que le preguntaron a los ciudadanos cómo calificaban la gestión del Concejo de Cúcuta frente a temas de gran impacto como el coronavirus, un 70 % dijo estar insatisfecho o algo insatisfecho.

Y cargando ese lastre de que la gente los sigue rajando, como sucedió a finales del año pasado, ahora hay un debate en el Concejo de Cúcuta sobre una propuesta para establecer la rendición de cuentas por parte de quienes ostentan credenciales por los diferentes partidos y movimientos políticos.

Independientemente de quien haya propuesto la iniciativa, es indudable que en este tipo de instituciones sería recomendable contar un sistema de transparencia para que la comunidad sepa en qué andan los corporados.

¿Sabe usted qué hace hoy el Concejo de Cúcuta? ¿Cuántos proyectos han aprobado en el año y medio que va del actual periodo? ¿Cada cuánto sesionan y cuándo lo hacen? ¿Cuántas iniciativas han liderado los concejales hasta el momento y sobre qué asuntos?, fueron algunos de los interrogantes que se plantearon ayer en la página política de La Opinión al dar a conocer la información sobre el proyecto de acuerdo.

Luego sí es bueno que este paso fuera dado para hacer verdaderamente participativa y no meramente representativa la democracia municipal. Eso le daría un nuevo aire. La visibilización es esencial. Los concejales de aquí y de otros municipios deben admitir que la gobernanza reclama más empatía entre quienes ostentan el poder y el pueblo, porque a este no se le puede mirar solo en elecciones y después olvidarlo, relegarlo o no atenderlo ni tenerlo en cuenta adecuadamente.

Incluso, es que hasta cada miembro sin necesidad que le pongan camisas de fuerza, deberían entender que hoy las ciudadanías merecen que les rindan cuentas y por eso deberían hacerlo, contar que han hecho y que no han podido hacer y por qué.

Ojalá acepten el reto. La ciudanía lo reclama.

Image
La opinión
La Opinión