Escuchar este artículo

¡A trabajar se dijo!

Viernes, 18 de Septiembre de 2020
"La Cámara de Comercio es una organización al servicio de Cúcuta".

No falta sino que se encadenen a las puertas de la Cámara de Comercio de Cúcuta para intentar volver a un corto pero tormentoso periodo en la presidencia ejecutiva, que quedará en el recuerdo por los fabulosos aumentos en sueldos, y por los pasajes de destituciones, suspensiones y acciones judiciales para volver a los cargos.

El más reciente intento fue el de una tutela rechazada de plano por improcedente, decisión que significa que por lo menos en lo que resta de este año no habrá más efecto  ‘Héctor Jesús Santaella’ en la entidad cameral, que con urgencia necesita ponerse a trabajar por el sector empresarial y laboral de la ciudad y el departamento.

En ese sentido es bienvenido por lo alentador e incluyente lo dicho por el nuevo representante de la institución, Sergio Andrés Entrena Fernández: ‘vamos hacia adelante, a trabajar juntos, como equipo’.

Dichas palabras resultan fundamentales para la recuperación de la confianza en el sector empresarial y en la ciudad en general, porque esta coyuntura pandémica debe atravesarse con el concurso de todos hacia la conquista de metas claras en los campos de reactivación económica, generación de empleo y desarrollo de proyectos.

Ahí la Cámara de Comercio tiene un papel clave que jugar en el campo de ayudarles a los diversos sectores a ofrecer sus productos y servicios. Así lo ha pensado Entrena Fernández que habla de apoyos para el acceso a nuevas tecnologías, estrategias para conquistar mercados locales, regionales, nacionales e internacionales.

Esa es una tarea fundamental para el resurgimiento de la economía cucuteña y nortesantandereana, que en la pandemia sufrió un golpe certero, pero que venía maltrecha desde antes que la crisis sanitaria nos sorprendiera, luego la acción articulada y mancomunada, tienen ahí un papel vital.

En alguna oportunidad se comentó que la Cámara de Comercio no debería ser relacionada única y exclusivamente con el registro mercantil y con la obligación de obtenerlo y renovarlo, y que es  su propia estructura directiva y administrativa la encargada de que la ciudadanía la vea como una organización al servicio de Cúcuta.

Frente a ese aspecto, en la entrevista que concediera a La Opinión en días pasados, Entrena dijo unas palabras que prueban el compromiso asumido:

“Quiero que la gente vuelva a amar su Cámara de Comercio. Es para mí un orgullo ser su presidente ejecutivo y esta oportunidad que Dios me da la quiero utilizar para engrandecer esta entidad y para que los comerciantes, empresarios y la región se vean beneficiados del papel que cumple”.

Sin duda que la ciudadanía estará expectante sobre el cumplimiento de este reto, porque hoy más que nunca el sector privado, el gobierno y la ciudadanía tienen que trabajar unidos para imprimirle vigor reactivador a la región para salir del estancamiento, bajar los índices de desempleo y de pobreza a un dígito, por ejemplo, y claro, buscar que factores como la inseguridad también sean controlados.

Entonces,  hay que darle un voto de confianza a Sergio Andrés Entrena Fernández y un compás de espera para que lo anunciado y proyectado comience a fructificarse, en el entendido que la recuperación económica y de empleo, son una cuestión de urgencia.

Image
La opinión
La Opinión