Escuchar este artículo

Un alto en el camino

Viernes, 27 de Marzo de 2020
El coronavirus llevó a tomar una determinación nunca antes pensada, la de tener que apagar la rotativa de La Opinión .

Coronavirus llevó a tomar una determinación nunca antes pensada ni evaluada pero sí muy difícil de aceptar, como fue la de tener que apagar la rotativa de La Opinión por un par de semanas mientras tenga lugar la cuarentena sanitaria obligatoria en el país.

Como ha hecho con otra serie de actuaciones inherentes al ser, esta emergencia vino a impactar el hábito de leer el periódico para  enterarse sobre los hechos noticiosos diarios locales, nacionales e internacionales.

Esta crisis terrícola inesperada los dejó a ustedes sin la posibilidad de pasar este aislamiento sin ese otro miembro de la familia como es el periódico impreso que todos los días en la mañana les llegaba a sus casas, empresas y oficinas. Debemos asumir que él, como nosotros, se fue a resguardar para protegerse de los efectos de esta pandemia que ya se extiende por 191países.

Salir al porche a recoger el diario o sacarlo del buzón o levantarlo del piso de la sala cuando es introducido por debajo de la puerta, fue también una labor matinal que momentáneamente quedó congelada en el tiempo.

Sentarse a leerlo en la silla preferida de la casa o en la mecedora o sacar unos minutos del frenético ritmo que todos llevábamos antes de que la COVID-19 le pusiera freno, es  también un placer del que aunque no podremos disfrutar en este momento coyuntural, el recuerdo nos servirá para alimentar nuestra imaginación con esos instantes en que veíamos pasar por nuestros ojos las páginas con los hechos y acontecimientos de actualidad y sus incidencias en la vida diaria de todos ustedes.

Pero no los hemos dejado solos. En medio de esta crisis nos fuimos al mundo digital con una aplicación especial en donde encontrarán el contenido periodístico que aparecía en la edición impresa de La Opinión.

En los teléfonos celulares y en las tabletas es posible acceder a este mecanismo de difusión informativa, que siempre ha estado ahí y que se encontraba habilitado desde muchísimo antes de que se registrara esta amenaza sanitaria que ha llevado a la suspensión de buena parte de las actividades a que las cotidianamente estaba acostumbrado nuestro mundo globalizado.

Se trata de una plataforma a la cual se puede acceder fácilmente desde sus equipos para que continuemos siendo esa familia que ya completa 60 años, pero que ajustándose a las circunstancias y a los cambios inexorables, traumáticos o no, dio un paso más dentro de esta era digitalizada.

De toda crisis hay que aprender y tomar las cosas buenas que se ocultan detrás de ella. Y en este caso en específico es que ustedes desde casa, y mientras se cuidan con los suyos, tienen la oportunidad de aprender rápidamente y adquirir la destreza suficiente para el manejo de sus dispositivos móviles cuando para acceder a La Opinión ‘impresa’ en formato electrónico.

Y nosotros, cuidando a personas tan especiales para ustedes como los distribuidores y voceadores a quienes no se pueden arriesgar en estos tiempos pandémicos, les seguiremos llevando la información requerida sobre los diversos acontecimientos y, claro está, relacionados con el coronavirus desde enfoques distintos con información científica, relatos y notas sobre como este hecho histórico del que estamos siendo protagonistas, nos está cambiando a todos. ¡Nos veremos pronto con la edición impresa! ¡Cuídense!