La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Venezuela es aquí

Los que más protestan por las inmensas colas son precisamente quienes compran la gasolina venezolana, y quienes tienen gran parte de la culpa.

Para los venezolanos que no soportan un día más de revolución socialista y bolivariana, tenían a Cúcuta como el lugar a donde dirigir sus tambaleantes pasos en busca de paliar la catástrofe económica, política y humanitaria que los somete.

Acá encontraban otro mundo, similar al que perdieron paulatinamente en la medida en que la revolución fue avanzando, fenómeno que se aceleró a partir de la época en que el gobierno fue a parar a manos de Nicolás Maduro.

Pero, ese mundo, al menos en esta ciudad, parece desdibujarse por momentos. Podría decirse que aquí, producto en parte de la situación tan grave que enfrentan en el país vecino, hemos empezado a presenciar largas colas para todo, escasez de gasolina, desempleo, informalidad, restricciones en la venta de alimentos en algunos lugares de la ciudad, inseguridad, y en varios lugares, muchos más venezolanos que colombianos.

Esta lista podría llevarnos, por momentos, a pensar que Venezuela es aquí, en Cúcuta y en el resto de la frontera. La diferencia con la otra es que acá no hay un gobierno dictatorial, pero sí uno al que le preocupan los problemas de la zona pero que es lento en la búsqueda de soluciones.

Las colas de cuadras y cuadras de autos y motos esperando ante todas las 37 estaciones de servicio del área metropolitana, para comprar gasolina o acpm, y la desesperanza que se nota en los rostros de los conductores, son el vivo reflejo de que todo lo que sucede en Venezuela, por supuesto, nos afecta. 

El problema de la gasolina que enfrentamos es similar: allá no hay combustible porque la industria petrolera colapsó; acá, en cambio, sí lo hay, pero el problema estriba en que alrededor del 40% de la gasolina que consumían los cucuteños hasta hace pocos días, es la del contrabando proveniente del vecino país y al desaparecer esta, claro, todo el mundo se vuelca a las estaciones locales, que realmente son muy pocas para la población del área metropolitana, por lo mismo que en épocas normales son suficientes.  

Estamos seguros de que los que más vociferan y protestan por las inmensas colas que estamos viendo, son precisamente quienes compran la gasolina venezolana, y quienes tienen gran parte de la culpa de este desorden actual. 

Con Venezuela siempre hemos compartido fenómenos como el contrabando. Solo que por primera vez, el negocio se da hacia allá y no como históricamente lo hemos conocido. Ante la escasez que enfrenta la potencia petrolera, la dinámica ilegal se transformó y ahora, la gasolina que se vende aquí termina siendo revendida allá, muy a pesar de los precios irrisorios que han pagado históricamente los venezolanos. 

Es una actividad que no es tan rentable, pero aun así es negocio. El contrabando ha sido uno de los factores que ha viciado la realidad, impidiendo percibir las cifras reales del consumo que demandan Cúcuta y su área metropolitana. Solo en los momentos en los que en Venezuela ha escaseado el combustible, se ha hecho evidente la verdadera dimensión de la demanda. 

Sin embargo, la solución hasta ahora propuesta por el gobierno de anticipar el cupo de los próximos meses para garantizar el suministro con normalidad, no resuelve el tema de fondo. Apostarle a que la situación del combustible en Venezuela vuelva a la normalidad para que esas personas que hoy tienen llenas las estaciones, vuelvan a recurrir a las pimpinas y se acaben las filas, puede salir mal esta vez, teniendo en cuenta que en la nación chavista el problema es estructural y su solución podría estar muy lejos.  

No se sabe si por desconocimiento o por desidia, en estos momentos se percibe desconocimiento del Gobierno de Bogotá en torno de la situación. Si la conocieran, desde la cima ya se hubieran dedicado a generar soluciones de fondo y duraderas, no los paños de agua tibia a que quieren acostumbrarnos.

Miércoles, 29 de Mayo de 2019
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día