Escuchar este artículo

Tominejo Ecolodge, emprendimiento que conecta con la naturaleza

Miércoles, 24 de Noviembre de 2021
Sus propietarios quieren convertir este lugar en un pulmón verde del norte de Caldas.

No cabe duda de que, luego de pasar tantos días en medio de la ciudad, con contaminación, carros, ruido y caos; lo que nuestro cuerpo, alma y mente necesitan es algo de tranquilidad, disfrutar de los encantos que nos ofrece la madre tierra y tener aire puro para respirar. 

Tominejo Ecolodge, además de homenajear el Día Internacional de la Ecología, ayuda a esta desconexión de la ciudad y entrar en un vínculo estrecho con la naturaleza. Este es un emprendimiento fundamentado en la conservación del patrimonio natural, a través de la siembra de árboles nativos. 

En este maravilloso lugar se tiene una gran vista al Parque los Nevados y también se puede disfrutar de diferentes actividades, la cuales inician con una caminata por un hermoso sendero ecológico al borde de una quebrada de agua pura y una cascada, luego se siembran árboles y se termina el día honrando al fuego alrededor de una fogata.

Tominejo Ecolodge espera posicionarse, poco a poco, como una reserva natural ubicada entre Manizales y Neira, pues de tener solo potreros, ahora se está convirtiendo en un bosque, tiene dos nuevos nacimientos de agua y 50 mil abejas que aportan a la polinización y recuperación del suelo; además de contar con más de 100 especies de aves y una gran diversidad de flora y fauna que llenan de encanto y color este lugar único.

Este emprendimiento nació en manos de Luis Fernando Salazar y Gina Marcela Jaramillo, una pareja que inició con la idea de crear una casa en el árbol para vivir momentos de tranquilidad y armonía. 

Luego, sintieron la necesidad de devolver a nuestra madre tierra un poco de todo lo que ella nos ofrece y que insensiblemente arrebatamos, día tras día, y empezaron en el año 2014 un programa de siembra de árboles nativos en su finca, los cuales han visto crecer con gran ilusión.

Dichos árboles han hecho que florezca la vida en sus campos y se han convertido en abrigo, alimento de hermosas aves y han hecho brotar manantiales sublimes. Por eso, en el año 2020 quisieron compartir su sueño con muchas personas para contagiarlas de esta pasión por la vida y los recursos naturales. 

“El legado que queremos dejar con Tominejo Ecolodge es la conservación, el amor por nuestro planeta, por nuestro patrimonio natural y las fuentes hídricas. Queremos dejar aire limpio y poner un granito de arena para que tengamos un planeta más sano y sembrar esa semilla en los corazones de las personas y de las futuras generaciones”, expresó Gina Jaramillo. 

Por eso, si se quiere vivir una experiencia naturalmente increíble, no dude en visitar Tominejo Ecolodge, en donde podrás aprender de diferentes especies de árboles, aves y animales; pues además es un lugar único por haber sido concebido desde el amor y producto del gran trabajo que ha hecho esta especial pareja.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda