Escuchar este artículo

Node empresa

Design Thinking: la manera más innovadora de dar soluciones en las empresas
La metodología Design Thinking se pueden resolver los problemas más complejos que una empresa tenga de manera interna, siendo solucionados de la forma más sencilla, innovadora y siempre enfocada en las personas.
La opinión
La Opinión

Design Thinking: la manera más innovadora de dar soluciones en las empresas

La metodología Design Thinking se pueden resolver los problemas más complejos que una empresa tenga de manera interna, siendo solucionados de la forma más sencilla, innovadora y siempre enfocada en las personas.

La necesidad de innovar que presentan hoy en día las empresas es clara, ya no se trata solo de generar nuevos procesos sino de aterrizar las ideas innovadoras también en la resolución de problemas.

Para el 2019, el 69% de las empresas en el mundo percibían los procesos de innovación de manera mucho más eficiente, gracias al design thinking, según un estudio de Parsons New School. Son muchas las compañías que lo aplican para incrementar la productividad y la eficiencia al buscar soluciones aptas para los problemas que surgen.

Según Creativity at Work, en el 2019 el 82% de las organizaciones a nivel mundial consideraban que existe una conexión innegable entre la creatividad y la búsqueda de buenos resultados.

Según la Escuela Superior de Diseño de Barcelona (Esdesign), este método tiene su origen en el diseño, en ambientes totalmente creativos, pero ha logrado mudarse a cualquier otro ámbito, siempre con el mismo fin: dar soluciones.


Le puede interesar: 5 pasos para implementar el upskilling o mejora de habilidades dentro de las empresas


Se caracteriza porque busca darle una mirada diferente a los problemas, en donde el foco central deja de ser el problema como tal, sino que es más bien de éste que se parte para generar la solución apropiada. Sus bases están la lógica, la intuición y el razonamiento, con el fin de conseguir un resultado que se adapte a las necesidades de cada persona o equipo.

Según un artículo de The Economist, en un estudio realizado por la Universidad de Virginia, el cerebro humano tiene una tendencia a agregar cosas cada vez que se le pide una idea innovadora y diferente. Es por esto que este proceso es una solución clave a esta necesidad que tiene el ser humano, porque a partir de las cinco fases que posee es que se puede generar una solución diferente y eficaz a cualquier problemática.

Según Esdesign, “todas tienen los mismos principios, aunque con variaciones ligerísimas, también las mismas fases”:

1. Empatizar con clientes y usuarios: el punto es hacer que se sientan cómodos y así poder obtener la mayor cantidad de información que sea posible con respecto a la solución que se está buscando. Analizando tanto la comunicación verbal como la no verbal para así llegar a conclusiones.

2. Definir y concretar las necesidad e ideas que tienen los clientes y usuarios: de acuerdo a los datos que se tienen frente al problema, se genera una base para desarrollar ideas y posibles soluciones.


Lea también: Conozca 6 estrategias para manejar la renuncia silenciosa de forma adecuada en su empresa


3. Generación de ideas para solucionar problemas: esta es una de las etapas más importantes del Design Thinking, ya que todas las ideas que hayan sido generadas, se darán en torno a las primeras deducciones sobre el proceso y deben caracterizarse por ser un avance.

4. Preparación de un prototipo: aquí se configurará de acuerdo a la lluvia de ideas pensada, una posible solución. Ésta no puede tomarse como el resultado definitivo ni tampoco como la única manera de resolver el desafío.

5. Prueba del prototipo: es cuando se prueba si esa idea inicial realmente funciona y cumple con dar solución a las necesidades que tiene la problemática presentada. Hay que tener en cuenta, que estas fases no son secuenciales.

Es decir, “no tienen que realizarse obligatoriamente una después de la otra, sino que se pueden desarrollar sin ningún tipo concreto de orden.” como lo afirma Esdesing. Y es por esto que la duración de este tipo de proyectos varía mucho, porque a pesar de tener pocas fases no es un proceso rápido ya que, todo depende de la problemática a la que se está enfrentando. Es importante programar, como mínimo, una reunión dedicada a cada fase del proyecto, para así poder estudiar a fondo cada idea propuesta.

Son muchas las empresas del mundo que ya han implementado este modelo de solución de problemas, pues actualmente las grandes compañías como IBM y Zara son casos de éxito en el uso del Design Thinking para abordar sus problemáticas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 19 de Noviembre de 2022

Node empresa relacionada

Los directivos de las empresas cuentan con un reto permanente y es hacer que las transformaciones e innovaciones no solo aporten a los procesos, sino que también respondan a las dinámicas del mercado global actual.
La opinión
La Opinión

Según el Informe Global de Bienestar de AON ‘Global Wellbeing Survey’  existe un  vínculo directo entre la forma en que las organizaciones abordan el bienestar de los empleados y el desempeño de su empresa, es decir, su impacto en los resultados de negocio, en el cual se resalta que el 82% de las compañías a nivel mundial cree que el bienestar es importante y una prioridad para las empresas.

En este también se evidencia que los empleadores que trabajan este aspecto tienen empleados más sanos (+20%), menor rotación de personal (+42%), un mejor valor de marca (+53%) y una mayor productividad (+42%).

De acuerdo a diferentes estudios, actualmente es preocupante la rotación laboral, solo el 40% de las empresas en Colombia tienen un método adecuado para fidelizar a sus empleados, lo que refleja que 6 de cada 10 organizaciones tienen dificultades para fidelizar a sus empleados.

Frente a este preocupante panorama, Talengo, una firma independiente de expertos en liderazgo que ofrece soluciones de búsqueda, evaluación y transformación, recomienda a quienes se proyectan como líderes, anticiparse a las dinámicas del mercado, de manera que logren estar en la capacidad de responder oportunamente a los cambios de hábitos y necesidades de los empleados.


Le puede interesar: Multinacional llegó a Colombia y creará 200 empleos en Cúcuta


Pero cómo deben fidelizar las compañías a su talento que genera valor a la marca. Carolina Ramírez, directora en Talengo, comenta que se deben gestionar estrategias innovadoras que permitan hacer o constituir equipos sólidos y duraderos al interior de las organizaciones, conllevando a crear nuevas acciones que migren a la par con las necesidades del negocio y las nuevas expectativas de sus empleados

Una de estas estrategias innovadoras es Employer branding, la cual se basa en fortalecer  la reputación de la compañía en sus empleados y candidatos. Caracterizándose  por comunicar de manera estratégica valores y conocimientos propios de la organización, estilos de liderazgo y posibilidades de carrera,  lo que a su vez  fortalece el proceso de fidelización de los empleados, minimizando incluso el absentismo y la rotación de personal; reduciendo los costos de contratación y gastos laborales.

Con esta estrategia se ha evidenciado que se refuerza el sentido de  pertenencia del capital humano y con ello de su motivación y participación dentro de la organización. Adicionalmente, genera diferencias clave respecto de la competencia a partir de una propuesta de valor añadido.

Ramírez propone acciones como:

  1. Programas de inmersión: los cargos directivos, actualmente están siendo ocupados por talento joven, hoy pertenecientes a la generación Y o millennials, una de las problemáticas más pronunciadas en ellos es que las organizaciones no encuentran la manera de atender sus gustos y necesidades.
  1. Ofrecer una formación continua: es fundamental que los empleados y candidatos puedan crecer profesionalmente, para ello las empresas deben darles la posibilidad de aprender constantemente poniendo a su disposición programas de capacitación, procesos de formación para sus equipos e incluso crear espacios de mentoring y/o de  coaching, esto hace que los líderes amplíen y compartan sus conocimientos.
     
  2. Programas de bienestar: esto mejora la productividad y crea un ambiente más inclusivo. Las empresas deben hacer cambios que incorporen el bienestar emocional y la salud mental de sus colaboradores.
     
  3. Sacarle provecho a la tecnología: la flexibilidad laboral, genera un impacto en los profesionales. Los modelos de trabajo híbridos, se han convertido en un activo estratégico dentro de la cultura empresarial y por ello aquí entran en juego diversos métodos que atienden al capital humano.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión