La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Node empresa

Las cacaoteras de Santander: emprendedoras que transforman el grano en chocolate
El cacao colombiano, destacado por su potencial nacional e internacional, se cultiva principalmente en Santander
La opinión
La Opinión

Las cacaoteras de Santander: emprendedoras que transforman el grano en chocolate

El cacao colombiano, destacado por su potencial nacional e internacional, se cultiva principalmente en Santander

El cacao colombiano se destaca por ser un producto prometedor para la comercialización a nivel nacional y también de exportación, el cual, se cultiva principalmente en los departamentos de Santander, Arauca, Huila, Tolima y Antioquia. De acuerdo con la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao), para 2022, el cacao tuvo una producción de 62.158 toneladas y representó un 0,6% del PIB (Producto Interno Bruto) agropecuario. Según la misma asociación, esta actividad económica se ha convertido en fuente de empleo para 60.000 familias en el país, quienes han podido transformar su tradición agrícola en fuente de ingresos.

“El cacao es un producto de alto potencial de crecimiento en la agroindustria y se ha convertido en fuente de ingresos para productores a nivel nacional. Existen retos importantes para quienes cultivan este producto, sobre todo en términos de asesoría técnica, capacitación e identificación de líneas productivas. En Santander, departamento líder en la producción nacional de este grano, existen proyectos como el de las cacaoteras de la Asociación VEN FUTURO, grupo con el que venimos trabajando en fortalecer sus competencias con la satisfacción que nos da, contribuir al crecimiento económico y bienestar de las productoras y sus familias” afirmó Javier Brenes, director ejecutivo de Cargill Proteína Colombia.


Le puede interesar: Así fue la jugada maestra en el mercado de vehículos hacia Venezuela


Cacaoteras de la Asociación VEN FUTURO se convierten en emprendedoras

Según Fedecacao, para el 2021, en Santander se produjeron 28.037 toneladas de este grano, lo que representa una participación del 40,6% sobre la producción nacional. Sin duda alguna, las condiciones climáticas de la región y las hectáreas de tierra disponibles para el cultivo en la zona son determinantes para que Santander sea una región estratégica en la producción de cacao.

Sin embargo, aún existen diferentes retos para el crecimiento de la industria cacaotera y sus trabajadores. Uno de estos desafíos es el referente al apoyo técnico y de capacitaciones a los productores de cacao en el país. Consciente de este contexto, Cargill Proteína Latinoamérica, comprometido con su propósito de conectar a los agricultores con el sistema alimentario, ha realizado una alianza con la Fundación Carvajal y Fundesan, para apoyar a mujeres productoras de cacao en Rionegro, Santander.

La compañía identificó la necesidad en la región de aportar en la generación de ingresos de mujeres cacaoteras y brindarles un acompañamiento para que pudieran convertir su tradición agrícola en su emprendimiento. Por ello, desde el 2022 seleccionaron a la Asociación de mujeres cacaoteras VEN FUTURO, quienes estaban en la etapa inicial de su emprendimiento y no contaban con apoyo para potenciarlo, no obstante, tenían un sueño claro: “pasar de ser cultivadoras de cacao a convertirse en transformadoras del grano”.

Cargill, a través de su negoció de Proteína Latinoamérica, ha contribuido con las mujeres cacaoteras de Rionegro, pertenecientes a la Asociación VEN FUTURO

¿Cómo funciona el proyecto?

El proyecto lo conforman 13 mujeres, organizadas en la Asociación VEN FUTURO, quienes viven en la vereda La Unión de Galápagos, en el municipio de Rionegro. Además, se han visto beneficiadas otras 50 personas de la zona que han participado en las capacitaciones de la iniciativa.  Para el desarrollo de este proyecto se han establecido dos líneas de tiempo, con las cuales, se busca potenciar la comercialización del cacao que realizan las mujeres.


Lea también: ¿Qué pasa en la frontera con la venta de repuestos de vehículos?


“Seguimos trabajando de la mano con las comunidades en las que estamos presentes, con nuestros aliados del SENA y de la Fundación Carvajal, en este proyecto que, con una duración de casi dos años, con capacitaciones técnicas y mentorías, nos ayuda a formar en producción de cacao a las mujeres asociadas cualificándolas con herramientas que las van a fortalecer como microempresarias” afirmó Brenes.

De igual manera, en estos dos años que se ha desarrollado el proyecto, Cargill Proteína Latinoamérica ha aportado recursos económicos para la implementación del negocio de las beneficiarias, los cuales, han sido invertidos en la renovación de los cacaotales para sembrar nuevas plántulas de cacao con mayor variedad, el montaje primario de la planta de transformación y el diseño y posicionamiento de la marca “Chocolaterra”, mediante la cual, las cacaoteras comercializan chocolate de mesa artesanal. Además, han participado en eventos de relacionamiento estratégico para posicionar su marca a nivel local.

La segunda parte de ejecución del proyecto iniciará a partir del próximo año, en esta, la proyección es aumentar la cobertura y variedad de productos que pueden producir las cacaoteras, puesto que, ya con las nuevas plántulas sembradas y con la formación académica que han recibido, las mujeres podrán comercializar productos de mejor calidad y con más variedad como dulces o bombones rellenos, para mejorar sus ingresos.

“Nosotras queremos no solamente transformar el cacao en chocolate de mesa, sino que también, buscamos transformar los pensamientos de las demás personas que están alrededor de nuestra vereda. Para ello, trabajamos por llevar un chocolate de calidad a los hogares en Santander y nuestro objetivo ahora es poder comercializar ese chocolate y nuevos productos a todas las regiones de Colombia para poder posicionar nuestra marca” expresó Maria Irina Monsalve, presidenta de la Asociación VEN FUTURO.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión
Lunes, 4 de Diciembre de 2023

Node empresa relacionada

El 92% de las personas que compran moto es de bajos estratos. El director ejecutivo de la Cámara de la Industria de las Motocicletas de la ANDI, Iván García, habló de la seguridad de los vehículos.
Leonardo Favio Oliveros Medina
Leonardo Favio Oliveros

Seis de cada diez vehículos que se mueven por las vías de Colombia son motocicletas y están presente en el 28% de los hogares. En el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT) aparecen 11.5 millones de unidades.

Estas cifras dadas a La Opinión por el director ejecutivo de la Cámara de la Industria de las Motocicletas de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI), Iván García, reflejan la relevancia de este sector para la economía del país.


Lea además: Empresarios de Cúcuta plantean construir centro comercial tipo Dutty Free


“Hoy se convierten en el elemento de movilidad más importante para las clases populares; el 92% de las personas que adquieren motocicletas es de los estratos 1, 2 y 3 y una tercera parte de estas las adquiere pensando en generar ingresos adicionales para su familia o trabajar con ella”, precisó García.

El líder gremial destacó que Norte de Santander está en el top 5 de motocicletas matriculadas, siendo uno de los departamentos con mayor nivel de penetración. Añadió que cuando se revisa las encuestas del programa Cómo vamos que está en diversas ciudades, entre ellas Cúcuta, se evidencia la mayor calificación de satisfacción de los usuarios por encima de 4 (entre 1 y 5), en nivel de satisfacción en uso de la moto.

 

Motos más seguras

 

El director ejecutivo de la Cámara de la Industria de las Motocicletas destacó que la accidentalidad vial se ha convertido en un problema de salud pública en el mundo, porque se pierden 1.3 millones de vidas al año por siniestros.

ANDI

En Colombia, son un poco más de 8.000 víctimas mortales, “incluyendo a todos los actores: peatones, ciclistas y motorizados, que son los tres más vulnerables, pero también automovilistas”.


Lea además: Así opera LATAM en Cúcuta: más vuelos para la temporada de Navidad y año nuevo


Iván García informó que, en el marco de la lucha contra ese problema en el país, la industria ha venido avanzando en motos más seguras, con mejores sistemas de seguridad activa, que protegen y previenen accidentes. 

“Estamos hablando de sistemas de iluminación de mejor estándar a nivel internacional. Hoy, el 89% de las motos que se venden cuenta con sistemas de iluminación de siempre encendido, eso reduce la probabilidad de accidentes en 38%”, resaltó el vocero de la ANDI.

Igualmente, el sector avanza en la incorporación de llantas certificadas, teniendo como meta a 2024 de que el 100% de estos vehículos que se ofrezcan en el país tengan neumáticos certificados con reglamentos europeos.

“Y tercero, los sistemas de frenado avanzados, con la incorporación de ABS o CBS. Como industria, tenemos la meta de lograr a 2025 que el 100% de las motos que se comercialicen tenga este frenado. El 68% de las motocicletas que se ofrecen cuentan con frenado avanzado. En el 2018, menos de la tercera parte de las motos que se vendían lo tenía”, manifestó.


Lea también: ¿Qué pasa en la frontera con la venta de repuestos de vehículos?


Otras acciones que buscan influir son iniciativas como Movemos Colombia, campañas en redes sociales y la firma, hace un par de semanas con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, de un protocolo de entrega y venta responsable, que ya se está implementando, el cual consiste en dar más información y tips de autocuidado a los compradores.

 
Aporte a la sostenibilidad

 

Como el 60% del parque automotor del país corresponde a motocicletas, es fundamental destacar la contribución de las ocho ensambladoras del país en la mitigación del cambio climático, por ello, Iván García subrayó acciones como la medición de la huella de carbono, descarbonización, economía circular y la integración de tecnologías para modelos de movilidad más ecoamigables.

Motos

Según el primer informe sobre sostenibilidad, la suma total de toneladas de CO2 emitidas por las ensambladoras es de 6.949 toneladas de CO2 y el 87,5% de esas compañías mide su huella de carbono. 

“El 25% de las ensambladoras ya han alcanzado la neutralidad en carbono certificado, lo que significa que cada vez estamos más cerca de una transición sostenible. También debemos subrayar que cerca del 45% de las motocicletas vendidas cuenta con estándares de emisiones Euro 4 o Euro 5, lo que no es un dato menor”, agregó García.


Lea aquí: El área metropolitana de Cúcuta ya ‘no es atractiva’ para matricular vehículos


Además, el 100% de las empresas desarrolla planes de economía circular y de posconsumo, por medio de la gestión adecuada de los residuos generados por los vehículos al concluir su vida útil. Además, el 90% de los residuos de las operaciones de sus plantas es aprovechado.

El informe fue realizado a partir de una encuesta con las empresas AKT Motos, Auteco, Auteco Mobility, HMCL Colombia-Hero Motos, Fanalca-Honda, Incolmotos Yamaha, Grupo UMA-Bajaj y Suzuki Motor.

 

El dato

 

En Movemos Colombia, a través de www.movemoscolombia.com.co, se pueden encontrar todas las iniciativas de seguridad vial de la industria, el perfil del motociclista colombiano, quiénes son los que compran moto y sus razones, entre otros datos relevantes para el usuario y las empresas.

Allí también hay una miniserie web, que tiene el propósito de hacer pedagogía, a partir del humor y las situaciones cotidianas.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día