Escuchar este artículo

Más Populares

Node empresa

Reducir la informalidad, el reto del sector calzado

Martes, 2 de Noviembre de 2021
En el sector es escasa la mano de obra ante la falta de garantías laborales.

La recuperación del sector calzado va por buen camino, sin embargo, tras la pandemia se ha hecho más evidente una problemática que no han podido mermar y es la informalidad.

Para Antonio Londoño, presidente de Fedecueros, “el sector comenzó hace años un ejercicio de reflexión sobre lo que considera del futuro de la actividad del calzado y las características de su modelo de negocio dominante y son muchas las conclusiones que veníamos madurando antes de la crisis”.

Aseguró que son conscientes de que están frente a una actividad productiva con unas características muy particulares dentro de las cuales se destaca la informalidad

Lea aquí: Fortalecer las empresas, sinónimo de reactivación económica

“La actividad de calzado en Colombia es altamente informal. Cúcuta refleja muy bien lo que pasa en el país. Estamos hablando de un sector que está por encima del 80% de informalidad y el 20% de las empresas restantes también tienen algún grado de informalidad y eso tiene muchas implicaciones”, dijo.

También destacó que “este es un fenómeno que requiere una atención que tal vez, el Gobierno no se la ha dado con la dedicación que se requiere y que se ha puesto en evidencia mucho más después de la crisis”.

Los comerciantes han entendido tras la crisis que están al frente de una actividad frágil en la concepción de sus modelos de negocios, y que es importante trabajar por el desarrollo y no solo por el comercio.

Además, la preponderancia del modelo informal, puso en evidencia la precariedad con la que trabajadores y empresarios de estas actividades tuvieron que enfrentar el escenario de crisis, pues se ha normalizado la informalidad, no hay ningún tipo de registro y por esa razón tuvieron muy poco acceso a las ayudas de la formalidad.

Adicionalmente, considera Londoño, que hay un factor que será determinante en la reactivación y reinversión de estos sectores y es la recuperación del material humano que se perdió.

Debido a todas las condiciones del sector, la llegada de la pandemia y sus consecuencias generó desplazamiento masivo de la mano de obra hacia cualquier otra actividad que pudiera generar algún ingreso y  esta aún no se ha podido recuperar en su totalidad.

“Esto se da porque al no tener certeza de salario y de posterior vinculación a las actividades que estaban antes de la crisis, los trabajadores tenían que salir a buscar otras actividades y en estos momentos enfrentamos una escasez de mano de obra para atender los pedidos que se han adquirido”, sostuvo Londoño.

Como sector se han dado a la tarea de tomar esta crisis como una oportunidad para impulsar un modelo de desarrollo orientado hacia el cambio, porque lo que había antes de la crisis ya era bastante precario, viéndolo comouna oportunidad de mejorar, salir a la formalidad y trazar una nueva ruta consolidando una base empresarial sostenible.

“Los temas de formalización no aceptan más aplazamientos, hay que diseñar programas y proyectos que correspondan con las necesidades de un sector que quiere salir de la informalidad”, finalizó. Londoño.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
La opinión
La Opinión

Node empresa relacionada

Recomendados