De princesa universal de la belleza a soldado del Ejército Nacional

Jueves, 1 de Junio de 2017
La chocoana estará en el nuevo reality ‘Soldados 1.0’ que se estrenará el 5 de junio.

Hace dos meses Andrea Tovar entregó la corona como Señorita Colombia, luego de 16 meses de reinado y lograr ser la Primera Princesa en el concurso Miss Universo.

Ahora, la belleza chocoana decidió dejar el glamour a un lado, así como la corona, el cetro y los largos y delicados vestidos de gala, para usar botas, camuflado y gorra, para participar en ‘Soldados 1.0’, el nuevo reality que el Canal RCN estrenará el próximo lunes a las ocho de la noche.

Una experiencia única

¿Cómo ha sido esta experiencia de pertenecer a Soldados 1.0?

Es totalmente diferente, estamos viviendo en carne propia lo que es ser soldados, vinimos a ser disciplinados y a conocer todo lo que hacen en su vida normal, y es una doctrina mucho más fuerte, ellos viven de manera diferente y con mucha pasión lo que significa defender la patria, en el poco tiempo que llevamos aquí, hemos aprendido a amar lo que hacemos, a darle sentido y valor a ser un soldado.

¿Qué es lo que más le ha costado trabajo de estos días de entrenamiento?

No creo que haya dificultades, porque cuando tú aprendes y empiezas a entender el porqué de las cosas, valoras lo que haces, entonces ya el esfuerzo de los primeros días que era levantarse temprano, tender las camas, hacer el aseo general, alistar el catre en menos de quince minutos, antes nos costaba, pero con el paso de los días, hemos aprendido a respetar los tiempos, y a convivir juntos, así como el respeto que se les debe tener a los cargos mayores y muchas otras cosas que hacen parte de la disciplina militar.

¿A qué hora se tiene que levantar todos los días?

No sabemos la hora porque no tenemos reloj, y no sabemos el día porque no tenemos horario, pero normalmente decimos nosotros que es como a las tres o cuatro de la mañana y acostándonos entre 11 y medianoche.

¿Qué ha aprendido desde que está en el reality?  

La disciplina, que todo se tiene que tomar con seriedad, hay que hacer las cosas por orden y como dice mi Cabo Romero, “guarde esos dientes que está en formación”. La formación y las escuadras, es lo que más se debe respetar, es el templo de nosotros.

¿Cuáles son las pruebas que les ha tocado presentar?

Nos han llevado al límite de muchas cosas, de muchos miedos que teníamos, si les tienes miedo a las alturas, a la fuerza, si crees que eres un débil, aquí te enfrentas a todo eso.

El reto

¿Cuál es el miedo que ha descubierto que ha podido superar en el reality?

A las mujeres nos subestiman, aquí adentro hay algo que se llama ‘Lista 5’ y ‘Lista 1’, el 5 es el peor y el 1 es el mejor, entonces piensan que las mujeres podemos ser parte de la lista 5, porque no somos fuertes, pero me he dado cuenta de que aquí no se necesita fuerza, sino inteligencia.

He podido hacer todo, obviamente con miedo, pero me he arriesgado y lo he logrado, no puedo contar cuáles son las pruebas que hemos realizado, pero muy pronto los televidentes lo van a poder ver.  

¿Cómo le ha ido con sus compañeros?

Muy bien, la verdad es que entendemos que no estamos compitiendo con ningún otro sino que es una competencia con nosotros mismos, de poder sobrepasar ese límite que nosotros mismos nos imponemos.

¿Cómo ha sido esta experiencia de despojarse de todo el glamour de ser reina?

En el tiempo que fui Señorita Colombia me destaqué por mi forma de ser, soy una persona supremamente sencilla, me tomo las cosas muy en serio y lo que me propongo, lo hago de la mejor manera. Para mí, estar sin maquillaje es normal, muchas de mis lanzas sí se maquillan, pero es que ellas son así, a mí no me importa, porque la belleza viene desde adentro, llevar el uniforme ya te hace bello, no necesitas nada más.  

¿Qué consejo les da a las personas que quieren hacer parte del Ejército?

Que se enlisten, porque pertenecer a una Institución tan respetada como el Ejército Nacional, ha sido muy valioso, hemos aprendido mucho de disciplina, de honor, de lealtad. Aquí vinimos como personas individuales, ahora hacemos parte de un pelotón y tenemos que trabajar en equipo, eso es lo que hemos aprendido acá.

Soldado universal

Hemos escuchado algunos términos como atalajarse el uniforme, ¿Qué significa eso?

Esa palabra se usa para decir, arréglese el uniforme y tanto para los hombres como para las mujeres es igual, usamos lo mismo, bien arreglados, bien planchados, con la bota del pantalón metida dentro de las botas, para eso usamos una liga amarrada a los tobillos, las botas tienen que tener una embetunada americana, tienen que brillar, la gorra la debemos tener puesta en todo momento, hasta que el Capitán o el Comandante digan que nos la podemos quitar.

¿Cómo le ha ido con los mosquitos?, ¿la han picado mucho?

Sí, nos han picado mucho, nos hemos raspado, nos hemos golpeado, pero eso es del diario vivir de nosotros.

Y en cuanto a la comida, el clima, los cambios de horario, ¿cómo les ha ido?

Ha sido difícil el cambio de comida, obviamente es casera y muy balanceada, porque el Ejército come muy bien porque necesita muchos nutrientes y proteínas, pero muchos por el cambio de clima y de hábitos, hemos sufrido muchos problemas de digestión, pero es normal. También ha sido difícil el cambio de horario, de clima, por ejemplo a mí me afecta mucho el calor, además, estamos cantando himnos todo el tiempo y haciendo oraciones a todo pulmón y por eso tengo disfonía.

¿Cuántos himnos se ha aprendido?

Muchos, el Himno de la Patria, del Ejército, Oración a la Patria, canciones para alentarnos sobre los lanceros. Eso nos anima también cada vez que hacemos los ejercicios a que tengamos más vigor y más actitud para desempeñarnos en las pruebas.

¿Ha cambiado su vida?

Totalmente, 180 grados, además, ha servido para quitarnos ese papel que nos tiene a las reinas, que también podemos ser fuertes y ese concepto que nos tienen de mujeres débiles, es demostrarme a mí misma que puedo y que también podemos hacer lo que los hombres pueden hacer.

¿Hasta dónde cree que puede llegar en la competencia?

Voy a llegar hasta el final, si no gano sé que el ganador va a ser muy disciplinado y se lo va a merecer, pero aquí no se trata solo de ganar, sino de llegar hasta lo máximo y para mí sería un orgullo poder izar bandera y decir que soy soldado de la patria.