Escuchar este artículo

Emprendedoras cucuteñas se lanzaron a trabajar en línea

Lunes, 17 de Septiembre de 2018
La primera feria de diseño local duró dos días en el Club Tennis. 

Un grupo de cucuteñas se unió para exhibir sus creaciones en la primera feria ‘diseño local’.

Cada una tiene una historia de emprendimiento que han consolidado en  las redes sociales. En línea exhiben y  hacen sus transacciones. Unas venden en varias partes del país y otras han trascendido  fronteras.

Valentina Ayala hizo realidad su sueño por medio de su tesis de grado cuando terminó estudios de marketing de negocios internacionales. La joven involucró en el negocio a su madre Virpi Laíno y empezó diseñando y confeccionando vestidos de baños unicolor y los ‘montó’ en Instagram en donde le dieron muchos ‘me gusta’. 

El auge fue tanto que optó por recibir pedidos ‘on line’ y considera que “es una tienda que permanece abierta las 24 horas y los vestidos de baños los pueden ver tanto en el país como en el resto del mundo. El concepto, que la diferencia del común, es familiar. 

Es decir, utiliza el mismo estampado para “uniformarlos”. Esa tendencia ha gustado y hasta los hombres piden entrar en ese furor por eso adicionó pantalonetas para bañarse en el mar o en piscina con el mismo material que se confecciona para la esposa o los hijos. Sus prendas son apetecidas en Francia, Rusia y Estados Unidos.

Susan Sardiñas fabrica  camisetas para  jóvenes con frases de empoderamiento. A la de los niños le estampa letras de canciones.  

Luz Adriana Velasco fabrica zapatos en cuero con diseños exclusivos, pero solo para jóvnes. Su taller se ha desbordado con los pedidos en línea a Cartagena, Barranquilla, Medellín, Bucaramanga, Cali y le están solicitando en Perú y Ecuador. Las sandalias y plataformas bajitas son el fuerte de su negocio que busca aterrizar en un local.

Lía Maldonado se especializó en accesorios. En sus diseños prima la perla y que ahora combina con pidras de colores porque así lo exige la clientela que ha conquistado vía internet. Distribuye a Bucarmanga, Barranquilla y Montería y para fin de año la tendencia son los accesorios con mucho color.

Susan Sardiñas se ideó camisetas estampadas con palabras o frases que lleguen a las personas de acuerdo con el evento al que vayan a asistir. Y encontró, hace dos años, en la tienda virtual una ventana para dar a conocer su mercancía. Maneja de base el blanco y el negro y los mensajes de empoderamiento para jóvenes de 25 años en adelante. Y Silvana Chávez, va de la mano con su mamá Mercedes Villa, con las tarjetas para toda clase de ocasión. Empezó a diseñarles a las amigas hasta que ‘voló’ al comercio. El taller lo mantiene en su casa y trabaja con cartulina importada de Estados Unidos.

Image
Celmira Figueroa
Celmira Figueroa