Escuchar este artículo

Esta es la historia de amor de Mariana Pajón

Viernes, 14 de Octubre de 2016
Vincent Pelluard le propuso matrimonio a la colombiana en París.

En las pistas de bicicross, así comenzó la relación de la doble campeona olímpica Mariana Pajón y su novio Vincent Pelluard con quien contraerá matrimonio el próximo año como lo compartió la pareja en redes sociales y lo confirmó su hermano Miguel Pajón.

Tenía que ser allí porque el enfoque de Mariana en su carrera deportiva no daba pie para encontrar el amor en otros espacios. En las competencias internacionales ambos deportistas compartían lugares comunes y lo que comenzó como una amistad, luego de tantos encuentros competitivos, se gestó en una relación formal desde 2013 en el mundial de BMX de Nueva Zelanda.

Vincent Pelluard nació en Joué-Lés-Tours, Francia y desde los cinco años practica el bicicross, tiene 26 años y también una vida dedicada a la adrenalina de este deporte. Nada mejor que compartir sus triunfos y el gusto por el bmx con alguien para quien esas dos ruedas son además de toda una pasión, una gran responsabilidad y un estilo de vida.

Ambos se complementan, entienden sus carreras, su entusiasmo por el bicicross y como dice Javier Zapata, atleta Guinness Record de Bike Trial y amigo de la pareja, Vincent es el novio perfecto para Mariana, “él entiende todo lo que ella tiene que hacer en el proceso de lograr triunfos en el deporte”, y es que como deportista también entregado no es raro comprender y aplicar conjuntamente el tema de la disciplina, de la alimentación, del entrenamiento por horas, del dormirse y levantarse temprano. “Se respaldan mutuamente”, dice Zapata.

El compromiso de Vicent Pelluard con Mariana fue tan grande que aprendió español en 6 meses y se adaptó con la misma velocidad en que puede salir de un partidor, a la cultura, la gastronomía (le encantan los frijoles), los amigos, la familia y los triunfos de una de las deportistas más queridas de Colombia. El también en Colombia es “más querido que un delfín”, dicen sus amigos, “un hijo más”, para la familia Pajón y para los seguidores de esta historia de amor es el francés que conquistó a Mariana Pajón.

La joven más admirada del deporte colombiano, fiel a sus convicciones personales y profesionales, siempre mantuvo su relación al margen de los medios de comunicación y chismes de farándula. En la era de las redes sociales fue compartiendo poco a poco con sus seguidores su noviazgo y lo mismo hizo Vincent. Un amor tranquilo, noble y lleno de momentos únicos que se volvieron públicos en Instagram, pero invariablemente con un toque de prudencia y privacidad.

Sobre la boda no hay fecha concreta, solo se sabe que será en 2017 y en Colombia, pero lo que sí aseguran quienes conocen a la pareja es que no será convencional, “yo espero algo diferente, único, nada típico, ellos son muy descomplicados”, dice Zapata.

Para el futuro de este amor el apoyo seguirá siendo fortaleza de vida conjunta. Las metas seguirán siendo compartidas: las de él de volver a la competencia después de su lesión y las de ella enfocadas en los Olímpicos de Tokio 2020.

La noticia del matrimonio de Mariana la han celebrado no solo sus fanáticos sino también sus allegados, su hermano Miguel aprovechó las redes sociales para darle la bienvenida a Pelluard a la familia Pajón. “Bienvenido de nuevo a la familia cuñado y me la cuida bastante”, dijo en su red de Instagram.

Sus amigos no dudaron en escribirle por Whatsapp y felicitarla, ella respondió feliz y con la certeza de que en París, luego de la solicitud de matrimonio, se dio el primer paso para perpetuar una historia de amor que no solo celebra ella sino todo un país.

Image
Colprensa
Colprensa