Homenaje a Adam Sandler, a través de sus películas

Viernes, 10 de Julio de 2020

Adam Sandler es una máquina de hacer películas, incluidas las que protagoniza, produce, escribe o vocaliza.

Desde 1998 a la fecha acumula al menos una cinta anual, por lo que su aporte al entretenimiento va en camino a marcar un registro de esos que aparecen cada vez que se hace un recuento. Será fácil encontrar simpatizantes y detractores, filmes destacados y no tanto, o largas temporadas sin siquiera aparecer entre los nominados a las premiaciones más destacadas del año. Es que el actor neoyorquino de 53 años destaca por otras habilidades: simpatía, carisma y una capacidad para que sus películas sean esas comedias familiares que alegran cada reunión frente a la pantalla.

La cadena TNT hizo un homenaje a Adam Sandler con  sus películas más destacadas.

Locos de ira:

Mientras hace un viaje en avión, el ejecutivo Dave Buznik padece una serie de malentendidos que lo llevan a ser acusado de perder el control y causar disturbios entre los pasajeros. Una vez procesado, su sentencia será la de asistir a sesiones de terapia para controlar su temperamento, junto al excéntrico Dr. Buddy Rydell.

Perdiendo el control:

 ¿Y si pudieras tener un control remoto universal que controlara tu universo? Esa es la premisa de esta comedia, en la que Adam Sandler interpreta a Michael Newman, un adicto al trabajo que busca un merecido ascenso y que desea minimizar el tiempo dedicado a pequeñas distracciones como su esposa e hijos.

 Son como niños:

 Un grupo de amigos de la infancia se reúne el fin de semana del 4 de julio para rendirle tributo a su recién fallecido entrenador de baloncesto del colegio. Pronto descubrirán que envejecer no significa necesariamente haber madurado.

 Ese es mi hijo:

 En 1984, a los 15 años, Donny mantiene una relación con su profesora, la señorita McGarrigle. Ella queda embarazada y tendrá que vérselas con la ley. Debido a este escándalo, Donny se hace famoso y hasta se realiza una película para televisión sobre este caso. También deberá cuidar a su hijo Todd hasta que este alcance la mayoría de edad.

Como si fuera la primera vez:

Henry, biólogo marino, no tiene la mínima intención de comprometerse con nadie hasta que conoce a Lucy, la chica de sus sueños. Sin embargo, hay un pequeño problema, la joven se levanta cada mañana sin recordar absolutamente nada del día anterior de modo que no tendrá más remedio que reconquistarla cada día.