Escuchar este artículo

The Killers cautiva al Estéreo Picnic, en Bogotá

Sábado, 24 de Marzo de 2018
La banda fue la encargada de ejecutar el espectáculo central de la jornada de apertura.

El protagonista del primer día de la novena edición del Festival Estéreo Picnic en Bogotá fue el estadounidense Brandon Flowers, que con una memorable actuación lideró a The Killers y cautivó a los aficionados que cantaron bajo la lluvia las más reconocidas canciones de la banda de Las Vegas.

La agrupación de rock, que se presentó anoche por tercera vez en Bogotá, fue la encargada de ejecutar el espectáculo central de la jornada de apertura frente a un empapado público que no permitió que el agua arruinara su conexión con la banda, forjada desde que sonaron los acordes de “The man”.

Con esa canción, sencillo de su más reciente álbum “Wonderful Wonderful (2017)”, se inició un concierto en el que The Killers intercaló sus más grandes éxitos como “Mr. Brightside” o “Spaceman”, entre otros, con las novedosas “Run for cover” y “The man”.

El espectáculo de luces y las imágenes que aparecieron en las pantallas del escenario apoyaron a un carismático Flowers, que trató de hablar en español e incluso subió al escenario a un fanático, que se llama Andrés, para que tocara la batería en “Smile like you mean it”.

Cuando terminó la canción y después de una notable interpretación, el público gritó al unísono el nombre del baterista invitado y lo aplaudió.

El vocalista de la banda tampoco se quedó atrás y tocó el bajo y los sintetizadores cada vez que fue necesario, con lo que ratificó que su papel en la agrupación no es solo el de ser el cantante.

Con las notas de “Mr. Brightside” y juegos pirotécnicos, la banda despidió su tercer concierto en Bogotá y dejó extasiada a la multitud, que no pudo evitar comentar lo que vivió en esos 105 minutos de rock.

Entre tanto, la cantante estadounidense de pop Lana del Rey, quien dijo que esperaba presentarse en Bogotá desde hacía mucho tiempo, realizó un emotivo espectáculo que se convirtió en el momento más nostálgico de la jornada.

Image
EFE