Escuchar este artículo

‘Lola’ hizo erizar a Amparo Grisales

Jueves, 17 de Octubre de 2019
La cucuteña sacó a relucir su talento y logró convencer a los tres jurados.

Y a medida que ‘Lola Flores’ se adentraba en la canción ‘Pena, penita pena’ Amparo Grisales cerraba los ojos y gemía haciendo señal de que se erizaba.

Pero fue el maestro César Escola el que frenó, con la mano, la presentación. De inmediato Amparo le dijo: eres una verdadera faraona y me encantó lo andaluz, el acento, al que llamo ortografía vocal, ese ‘j’ y dramatismo con que interpretarse a ese icono de la música española.

Jessi Uribe reafirmó lo dicho por la diva de Colombia  y agregó: “me encantó el dolor” que exteriorizó y Escola remató los loas: “mostraste que eres una artista, virtuosa y eso es lo que compra y vende a un jurado”. Al unísono espicharon las tres estrellas verdes. ‘Lola’, que en realidad se llama Linda Lorena Cárdenas Molina, no pudo contener la emoción por los comentarios de los tres jurados y estalló en llanto. Y solo atinaba decir: gracias, gracias.

Al programa llegó motivada por su amiga Mayra Sayago que vive en Estados Unidos y conoce de su talento. Le hizo caso y audicionó y pasó. Escogió encarnar a Lola Flores porque también tiene raíces gitana y mucha fuerza. Su vena musical es heredada de sus padres. Y profesionalmente canta desde los 16 años. Ha bebido de la savia de Orlando Contreras, Adolfo Pedraza y la Orquesta Alquimia y de todo ese fogueo por casinos y discotecas.

En Bogotá permaneció cinco años  y hasta compartió show con Gerardo de Francisco en un restaurante. Allá causó sensación porque tenía la capacidad para interpretar todos los géneros musicales. A Cúcuta regresó a estudiar y terminó en Auxiliar de Enfermería en el Hospital Erasmo Meoz en el 2009. 

Con su grado de normalista y 18 de experiencia en la música dictó clases en El Carmen Teresiano. Alternaba los fines de semana con Cohombro, Bahía, Manuel Alvarado y Sabor Latino. Hoy canta en ‘Palo Santo’ y Cohombro, pero entretanto se concentra para seguir llamándose Lola Flores.

Image
La opinión
La Opinión