María Mansilla abandonó los estrados judiciales para sumergirse en el mundo de la farándula

Miércoles, 14 de Abril de 2021
‘Ejercí como abogada, pero descubrí que mi verdadera pasión estaba en las relaciones públicas, comunicaciones corporativas, organización de eventos’.

La cucuteña María Margarita Mansilla Jáuregui es una abogada que abandonó los estrados, para enrolarse con artistas.

Hija de Jorge Mansilla y Fanny Jáuregui. Estudió en  El Carmen Teresiano y se graduó en 1998. Vivió un año en Inglaterra y al regresar, estudió derecho en la Universidad Externado de Colombia  y en el 2005 se graduó. Estuvo vinculada en el departamento de Derecho Minero Energético, en donde tenía como funciones escribir artículos para los libros y publicaciones, además de organizar cursos, seminarios y congresos.

Ejerció la carrera como abogada un par de años, “pero descubrí que mi verdadera pasión estaba al servicio de los demás, en las relaciones públicas, comunicaciones corporativas, organización de eventos y redacción de textos”.

Se dedicó entonces a trabajar como jefe de prensa,  de la mano de un proyecto musical, conformado por su primo Dany Ariza en la voz y su esposo Alberto Mario Ariza en el acordeón. Recorrió el país, “trabajando de la mano de los medios de comunicación de cada lugar a donde ellos iban”.

Laboró en la agencia  VIP Comunicaciones, con clientes como Movistar y el Banco de Occidente; luego con Fabiola Morera Comunicaciones, donde trabajó con la aerolínea Easyfly, cuando voló a Cúcuta,  la llegada de los vehículos Maserati a Colombia, como jefe de prensa en Corferias en Feria del Hogar, Mecani-k, Agroexpo, entre otras.También estuvo en Cíclico comunicaciones, la agencia de comunicaciones del presentador Ariel Osorio, con Fedesmeraldas y algunos grupos musicales. De manera independiente, con Peter Manjarrés en el lanzamiento de su sencillo ‘El Caballero’, en un restaurante del Gordo Benjumea, entre otros.

Luego ingresó a  la agencia de comunicaciones, relaciones públicas, eventos y publicidad  ZOOMMarket SAS, donde permaneció  cuatro años y allí, “organicé eventos muy grandes como la celebración de los 80 años de Luis Carlos Sarmiento Angulo, por parte de la Organización Sarmiento Angulo”. Se desempeñó como jefe de prensa externa del Instituto Distrital de Turismo de Bogotá, también con constructoras como Arquitectura y concreto, Ospinas, con el médico Sergio Rada, Bocanova, entre otros. “Me retiré de la agencia cuando nació mi hijo mayor y me dediqué a trabajar de manera independiente”.

Y así  presta servicios a varias agencias de comunicaciones del país como CDO Comunicaciones, Toro, ZOOMMarket SAS, Cíclico Comunicaciones, Feedback, Servimedios, Estudio ESI.

María Margarita Mansilla ha saboreado las mieles del sector turismo con clientes como Puerto Rico, Puerto Vallarta-Riviera Nayarit, Expresso Viajes y Turismo, Viaja en Grande, IHG y Kaishi Travel.  Y en el mundo de la farándula con artistas como Penchy Castro, San Jacinto 4G, Mey Manjarréz, Henry Vivel, Jota Mendoza, Richard Espinel. Fue jefa de prensa del Teatro Esdiart Santa Bárbara donde trabajé con artistas como Gustavo Lorgia, Diego Camargo, Primo Rojas, Gonzalo Valderrama, Luis Eduardo Arango, Martha Isabel Bolaños, entre otros. A nivel de educación ha asesorado a la Corporación Instituto de Cualificación Empresarial CICCE, Unicervantes, Universidad Central, Superior Education Forum.

En la rama de construcción, con Ricardo Avila Gómez interiorista, Virtvm, Paralelo 26, Icono Urbano, Santa Lucía Plaza (Neiva), Central de Arrendamientos y Tiendas Alfa. Trabajó con la ex presentadora de Bravíssimo, Mónica Hernández, y Amador Padilla, en una obra de teatro musical llamada la KJ Mágica. En gastronomía,  con chefs como Antonio Bachour, Yhon Alexander Piñeros y Philippe pastelería light.

Con la Cámara de Comercio France Colombia y Promosalons y con la Corporación Instituto de Cualificación Empresarial CICCE.

La cucuteña contrajo matrimonio hace diez años con Alberto Mario Ariza González, barranquillero, con quien tiene dos hijos: Gabriel de 8 años y Juan Martín de 6 años.

Image
La opinión
La Opinión