Presentadora de televisión británica se suicidó

Domingo, 16 de Febrero de 2020
Agentes de Caroline Flack denunciaron que la Fiscalía montó un “juicio espectáculo” contra ella, quien era juzgada por pegarle a su novio.

Los agentes de la presentadora de televisión británica, Caroline Flack, han acusado a la Fiscalía de haber montado un "juicio espectáculo" contra una figura "vulnerable", después del suicidio el sábado de la estrella de la telerrealidad, que debía ser juzgada por haber pegado a su novio.

"En los últimos meses, Caroline ha estado sometida a una enorme presión debido a este caso y del posible proceso que ha sido aplazado", declaró Francis Ridley, agente de la presentadora, en un comunicado.

Tras el anuncio el sábado de su fallecimiento, un abogado de la familia confirmó que Caroline Flack se había suicidado.

Conocida por haber presentado el programa de telerrealidad ‘Love Island’, Flack, de 40 años, iba a ser juzgada en marzo. Fue detenida en diciembre acusada de haber pegado a su novio, Lewis Burton, con una lámpara mientras este dormía, en su apartamento en el norte de Londres, anunció la Fiscalía en enero.

El novio de Flack desmintió lo ocurrido, declarando que "no le había golpeado con una lámpara", en un mensaje en Instagram.

La Fiscalía "debería reflexionar sobre la manera en la que han montado un juicio espectáculo, que no solo no tenía fundamento sino que además carecía de interés público. Y finalmente esto provocó un gran sufrimiento en Caroline", añadió el comunicado.

El futuro de ‘Love Island’, emitido en el canal ITV, ha sido puesto en cuestión tras una serie de dramas. Caroline Flack es la tercera figura vinculada a este programa que se suicida, después de Mike Thalassitis y Sophie Graydon, dos participantes del concurso.

La prensa sensacionalista se había hecho un gran eco del caso, exhibiendo a Caroline Flack en portada tras su detención. Su suicidio volvió a ocupar el domingo la primera página de los tabloides británicos.

Una petición en internet que consiguió más de 100.000 firmas el domingo pide una investigación dentro de los medios de comunicación tras su muerte.