Escuchar este artículo

Una dulce cucuteña con mucho talento y facetas

Martes, 18 de Agosto de 2020
Dulce María Ramírez ha sacado tiempo y ha diversificado su vida aprovechando su belleza y talento.

Al comienzo quisieron opacarla en la radio cuando empezó como locutora e imitaba voces de los protagonistas del momento. Pero Dulce María Ramírez Meneses escuchó  a quienes veían en ella mucho potencial. Y poco a poco se fue tomando confianza hasta sacar a la talentosa mujer que llevaba  por dentro y hoy nadie la  detiene.

En el colegio ‘Primero de  Mayo’ del barrio San Martín, donde terminó bachillerato, imitaba a compañeros, a profesores, y después extendió ese don, ese arte, al plano profesional.  Pero fue en Olímpica Stéreo donde le dio rienda suelta a las imitaciones, por un año. Su favorita es y sigue siendo la modelo y empresaria  Natalia París, pero también creó su propio personaje: Paty Fastidio. Además, dice, que se  le facilitan  todos los dialectos. Es decir, es capaz de hablar como paisa,  como costeña,  o  como bumanguesa. Sin embargo, la radio la dejó a un lado para asumir otra faceta: la de presentadora de televisión. En el 2003 hizo los pininos en el naciente El Kanal.  Cuatro años después trabajó en ATN hasta el 2013 y en la actualidad se encuentra como presentadora del noticiero en Tu Kanal.

La dulce cucuteña nació con el don de la facilidad de expresión y  vio en la Comunicación Social su carrera ideal y la estudió  en la Universidad Simón Bolívar, hace 17 años.

Pero su exótico rostro, su larga cabellera azabache y su esbelta figura la han llevado a otros escenarios.  Representó a Norte de Santander en el reinado Señora Colombia en el 2008 en Bogotá  y como Señora Mundo en 2018 en Ibagué, bajo la coordinación de la franquicia de Class Fashion Models de Jhon Franco. En los dos concursos no ganó la corona, pero sí mucha experiencia, advierte, desde su casa donde pasa el confinamiento al lado de su familia.

Lea También: “Soy fan absoluto de Desafrio sobre fuego”: Michel Brown

Aprovechó todo ese bagaje en las pasarelas para dictar clases de expresión corporal y manejo de escenarios.

Además la musa del diseño le llegó como por arte de magia y se enfocó, sin estudiar esa carrera, a sacar su propia marca: ‘Dulce pasión’, que la han llevado a participar en varias pasarelas de moda en Cúcuta con sus creaciones de ropa interior. Y a la numerosa lista de quehaceres sumó el rol  más importante: ser madre de los mellizos: Camilo y Sebastián y de su tercer hijo Felipe.

Dulce María continúa presentando el noticiero todos los días bajo estrictas medidas de bioseguridad y además ha encontrado en la aplicación Tik Tok una herramienta que complementa su otra vocación: imitar.

Esa gomosa mujer buscó, ahora, en el Trabajo Social otra manera de invertir el tiempo y está a punto de culminar, en noviembre, la carrera en la Universidad Simón Bolívar de manera virtual por la cuarentena a que todos están sometidos para evitar el contagio del coronavirus.

Image
Celmira Figueroa
Celmira Figueroa