Escuchar este artículo

Los niños también son víctimas al presenciar violencia en sus hogares

Jueves, 17 de Marzo de 2022
Así lo determinó la Corte Suprema de Justicia.

La Corte Suprema de Justicia estableció que los menores de edad que presencien violencia intrafamiliar dentro de sus hogares, también son víctimas de maltrato sicológico.


Lea aquí: Matemáticas, pilar fundamental de las carreras del futuro


La alta corte llegó a esta decisión luego de que en 2010 se registrara un caso en el que un menor de edad tuvo que presenciar cómo su padre agredía física y verbalmente a su madre en un restaurante en Chía (Cundinamarca).

De acuerdo a los hechos, el agresor, que estaba en proceso de divorcio con la mujer, obligó al niño a presenciar la escena en la que también salió agredido un amigo de la madre. El niño de 5 años de edad, le pedía llorando a su padre que dejara de agredir a su mamá.

Dos meses después, el agresor fue acusado por violencia intrafamiliar agravada por la Fiscalía. El ente acusador agregó que no solo la mujer fue la víctima, sino que el niño también debería ser reconocido como tal por maltrato sicológico.

El agresor fue condenado a seis años de prisión. Esta decisión se tomó solo por las lesiones contra la madre del niño, pero no se tuvo en cuenta el daño que se le ocasionó al menor. Por tal motivo, la Fiscalía apeló la decisión.


Lea además: ¿Qué pasa si un papá le hace todas las tareas a su hijo?


El caso llegó a la sala de casación penal de la Corte Suprema de Justicia, corporación que señaló que en primer caso, se trató de lesiones personales agravadas contra la mujer y no violencia intrafamiliar, ya que la pareja estaba en proceso de separación, no convivían juntos y la unidad familiar estaba rota.

Por otro lado, determinó que la escena de agresión sí causó maltrato sicológico contra el menor, por lo que se configura el delito de violencia intrafamiliar y lo condenó a los mismos seis años de prisión.

Para la corte, la decisión no solo se debió a que el niño tuvo que ver la agresión contra su madre, sino que las acciones del padre afectaron el vínculo afectivo que el niño tenía con él.

Así mismo, el alto tribunal señaló que el hombre actuó con dolo, pues obligó al niño a presenciar el acto violento y se dirigía a él con palabras soeces contra su madre y sabia que con sus actos iba a afectar al niño.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
Colprensa
Colprensa

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda