Escuchar este artículo

¿Por qué se hacen bromas el Día de los Inocentes?

Martes, 28 de Diciembre de 2021
Todo empieza en un relato trágico que se cuenta en la Biblia, pero la celebración de ahora trae humor.

La historia reseña que Herodes, rey de Judea, al enterarse de cuenta de los llamados reyes magos de que había nacido un “mesías” decidió mandar a matar a todos los niños menores de un año para evitar que ese nuevo rey creciera y le quitara el trono.


Lea aquí: Gorgona, Alcatraz colombiano que dio paso a un paraíso

El relato lo hace el evangelista Mateo en el Nuevo Testamento, capítulo 2, versículos 13 al 18.

Al respecto, cuenta el teólogo y filósofo Camilo Gálvez, que del tema también se ocuparon los evangelios apócrifos, que fueron escritos en los primeros siglos del cristianismo en torno a la figura de Jesús, pero que no fueron incluidos en la Biblia.

“Hay registros por parte de Santa Elena, madre de Constantino, que al construir la basílica de la Natividad se le rindió culto a los santos inocentes”, dice el teólogo Gálvez, que anota que la Iglesia Latina instituyó la fiesta de los Santos Inocentes en fecha desconocida, no antes del final del siglo IV y no después del final del siglo V. “El 28 de diciembre no tienen nada que ver con el orden cronológico del acontecimiento”.

Gálvez relata que Jesús, el hijo de María y de José, se salvó del infanticidio, porque a través de una revelación “divina” habían huido a Egipto.

Juan Carlos Greffeinstein, director del canal Televid, recalca que el Día de los Inocentes más que una celebración es una conmemoración en la que se recuerda “que los niños fueron masacrados, que hubo un infanticidio”.

 

¿Y por qué hay humor?

 

Sobre como ese día trágico se convirtió en un fecha para hacer bromas y travesuras, Camilo Gálvez hace referencia al festejo La fête de Fous (Fiesta de locos), una costumbre censurada en Francia y que involucraba clero y pueblo.


Conozca: La Opinión te cuenta lo que debes saber sobre la variante ómicron

La tradición del siglo XVII permitía que los sacerdotes se pusieran máscaras, como bufones, bebieran y comieran en exceso. El tema se salió de control y se extendió a la población hasta que la iglesia la prohibió y castigó a quienes la practicaban. “En esa fiesta se permitía todo tipo de burla y sarcasmo”, anota Gálvez.

Otro contexto histórico, resalta el teólogo y filósofo tiene que ver con el origen latín de la palabra inocentes (nocere), que significa que no es dañino, que es manso.

“Por eso en América, especialmente Ecuador y Colombia se toma la tradición de hacer las llamadas inocentadas, que no hacen daño y que al que se la hace no reacciona de manera violenta, la inocencia está relacionada en esa línea”.

El director de Televid explica que esta conmemoración tiene que ver con la inocencia de los niños que fueron masacrados por Herodes.

“La iglesia propone una reflexión sobre la inocencia de los niños, que fueron vulnerados en su dignidad, debería ser un día para reflexionar alrededor de la niñez” .

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda