Ante el desempleo, la informalidad reina

Miércoles, 13 de Enero de 2021
Encuesta sobre la situación económica.

La pandemia del coronavirus no solo ha sido una crisis sanitaria, porque las medidas que se tomaron para evitar la expansión de la enfermedad tuvieron efectos macroeconómicos en el país, los cuales han afectado el bolsillo y la estabilidad de las familias.

Con el objetivo de medir y generar una percepción ciudadana sobre lo que ocasionó la pandemia en las familias cucuteñas, la Red de Ciudades Cómo Vamos y la Fundación Corona aplicaron la segunda encuesta virtual #MiVozmiCiudad.

La encuesta utiliza las herramientas digitales y las redes sociales para la medición y el análisis de información.

En esta ocasión, la encuesta aumentó su cobertura a 36 municipios de los 19 programas Cómo Vamos, y contó con la participación de cerca de 30.000 ciudadanos.

La ciudad de Cúcuta fue el único de los municipios del departamento que participó en la medición. En esta fase, se analizaron temas como empleo, salud, educación, seguridad y gestión pública, entre otros.

Pesimismo y desempleo

En Cúcuta , la encuesta fue aplicada a 1.348 Personas mayores de 18 años, en un esfuerzo conjunto entre la Cámara de Comercio de Cúcuta, la Universidad Libre y el diario La Opinión.

“Los efectos de la pandemia en la ciudad se ven reflejados no solo en el pesimismo (65 % de los encuestados se siente así), sino también en el empleo, porque el 69,4 % de los encuestados dicen que, al menos, una persona de su hogar perdió el empleo”, reseñó el informe.

Según los resultados, los niveles socioeconómicos bajos son los de mayor afectación, con el 73,4 % de la muestra. Mientras que, por el lado de los rangos de edad, los de 36 a 45 años (74,8 %) y los mayores de 55 años (72 %) son los principales afectados.

Mario Zambrano, coordinador del programa Cúcuta Cómo Vamos, dijo que los efectos se ven bien reflejados en el pesimismo de la ciudadanía. “La pérdida de empleo ha derivado en una disminución del poder de compra y de ingresos que ha reducido en muchas casos los productos de la canasta básica que adquieren los hogares”, agregó.

Zambrano resaltó que la informalidad se vuelve en la vía de escape para la búsqueda de ingresos de las personas, y eso ha reforzado la tasa, que es la más alta del país (72,2 % en el trimestre móvil de septiembre-noviembre).

“Las medidas de restricción de la movilidad hacen que a algunos de los trabajadores informales no les vaya tan bien, porque parte de su ingreso depende del rebusque diario, además tienen una alta vulnerabilidad por tener que salir a rebuscarse y carecen de protección social”, indicó.

Finalmente, el 62,2 % de los encuestados no tiene empleo aún, y la incidencia es mayor en mujeres (65,5 %) que en hombres (58,7 %). Mientras que las comunas con mayor impacto en la empleabilidad fueron la 3, 4, 6 y 7.