Escuchar este artículo

Casa de Paso Divina Providencia: cinco años brindando caridad a los migrantes

Sábado, 11 de Junio de 2022
Actualmente brinda unos 650 platos diarios.

“La atención que brindan en la Casa de Paso es muy necesaria, porque en la zona hay muchas necesidades. Yo vengo todos los días al comedor, porque me censaron. Me veían caminando vendiendo el café y por mi condición en la pierna”, contó Oneida Josefina Aguirre, quien vive en La Parada desde hace dos años y llegó desde el estado Anzoátegui.  


Lea también: Varios colegios de Cúcuta siguen con problemas de infraestructura

La Casa de Paso Divina Providencia, ubicado en la carrera 8 del sector La Parada en Villa del Rosario, está cumpliendo cinco años desde que fue inaugurada por monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid. Pero desde marzo de 2017 se hizo la primera Olla de la Caridad para dar de comer a los migrantes que iban llegando provenientes de Venezuela. 

Ya al primer mes de la apertura el espacio había entregado 15.280 almuerzos y hoy la cifra alcanza los 650 platos diarios. 

Como fruto de esta iniciativa se abrieron en 10 parroquias de las periferias de la ciudad, las Ollas de Caridad, para asistir con alimento a las familias más necesitadas de estas comunidades.

La Casa de la Divina Providencia además de ser un sitio para entregar alimentos calientes a las personas vulnerables se convirtió en un espacio para brindar alimento espiritual. 


Más información: Lo que no cubre el seguro del carro y usted no lo sabía

William Aguilar, vicario general de la Diócesis de Cúcuta, puntualizó que se encontraban celebrando los cinco años de la apertura de la casa, donde se brinda apoyos alimenticios a niños, madres cabezas de hogar, mujeres embarazadas y adultos mayores. “Cuando hicimos la apertura de la casa se atendían entre dos mil y cuatro mil personas, pero al llegar la pandemia nos tocó suspender el servicio y en febrero del año pasado se hizo la reapertura y hoy día atendemos 650 personas”, explica.

Refiere que la Diócesis por medio de proyectos gestionados con algunas agencias de cooperación, el Banco Diocesano de Alimentos y a través de particulares, que colaboran con la obra, ha venido asistiendo a las personas necesitadas de la zona.

El padre, encargado de la casa, Freddy Celis, manifestó que antes de la reapertura se hizo una caracterización de unas 3.000 personas en La Parada entre madres y niños en condición de vulnerabilidad.

“Se priorizó a los niños, madres cabezas de familia caracterizándolos por sectores. Hemos tenido un compás de apertura para algunos abuelitos que están unas condiciones también bastante vulnerables y estamos atendiendo además a unos 50 adultos mayores y personas en condición de discapacidad”, detalló. 


Le puede interesar: ¿Preparados para mercar con canaso?

 

Image
La Casa de la Divina Providencia en La Parada está brindando actualmente unos 650 platos diarios./ Foto: Jorge Gutiérrez

 

Un giro 

El vicario general de la Diócesis de Cúcuta, William Aguilar, explicó que a partir de agosto le van a dar un giro a la obra, pues pasarán del asistencialismo en entrega de comidas a la promoción social. 

“Queremos promover a todas estas personas a través de cursos de formación por medio del Sena, entidades y de nuestras casas de formación para que ellos tengan herramientas para enfrentarse a la sociedad y con sus propios recursos ganen el pan.

Esta es la nueva dimensión que va tomar la Casa de Paso con la ayuda de proyectos que se están llevando a cabo y de proyectos que se están recibiendo de entidades e instituciones que nos puedan apoyar”, enfatizó.


Lea aquí: ¿Cómo saber si realmente se tiene un nivel B1 de inglés?

Informó que en unos 15 días se dará nuevamente apertura a la asistencia médica, psicológica y de servicio social a niños y mujeres. 

Para Kaina Rodríguez, beneficiaria de la obra, la Casa de la Divina Providencia significa una oportunidad para hacer una comida completa con todos los alimentos necesarios para el crecimiento de los niños. 

“Cuando abren la Casa puedo guardar para el pago del arriendo y nos queda un poco más fácil, además los niños se alimentan mucho mejor y podemos hacer las tres comidas diarias”, dice la venezolana que llegó a Colombia hace apenas 10 meses.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Casa de la Divina Providencia. / Foto: Cortesía / La Opinión
Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda