Escuchar este artículo

Constantes apagones afectan la cotidianidad en Táchira

Jueves, 14 de Septiembre de 2017
La situación preocupa a industriales, comerciantes y ciudadanos comunes.

Los constantes fallos en el servicio de energía eléctrica están afectando la cotidianidad de los tachirenses, quienes permanecieron más de nueve horas sin luz, sin contar los constantes altibajos de voltaje.

En el día, el caos vehicular por la salida de servicio de toda la red semafórica, agota la paciencia de los conductores; mientras que en la noche, la ausencia de alumbrado público deja a merced del hampa a cualquiera que se encuentre movilizándose por la ciudad.

La situación preocupa a industriales, comerciantes y ciudadanos comunes, quienes temen por la integridad de sus electrodomésticos y equipos. Las denuncias de neveras, aires acondicionados y otros artefactos dañados, ya se hacen frecuentes en la radio local.

Se paraliza el comercio electrónico, uso de tarjetas de débito y transferencias bancarias, tan necesarias ante la acentuada escasez de efectivo que se registra en la región desde hace ya varias semanas.

La caída en las redes de telefonía móvil y datos electrónicos por la salida del aire de las antenas, dificulta las telecomunicaciones.

Nelson Chacín, director de Radio Mundial en San Cristóbal, relató a La Opinión que la emisora se encuentra fuera del aire desde el pasado domingo, a causa de uno de estos apagones. “El domingo cerca de las 8:30 de la noche se produjo un apagón seguido de una subida repentina de voltaje, que ocasionó el colapso de una guaya de alta tensión en el municipio Guásimos, lugar donde están ubicadas nuestras antenas”.

La situación mantuvo sin energía eléctrica por más 72 horas a todo el municipio Guásimos y parte del Cárdenas, dos importantes jurisdicciones que pertenecen al área metropolitana de San Cristóbal.

Esto también afecta parcialmente a la Zona Industrial de Barrancas, que se quedó sin tendido de 220 Mgw, lo que impide la puesta en servicio de la casi totalidad de la maquinaria eléctrica en las empresas ubicadas en ésta zona.

Un problema con varias aristas

Frente a esta situación, las autoridades de Corpoelec, empresa eléctrica regional, mantienen un silencio casi absoluto, y sólo se limitan a reportar a través de sus redes sociales la caída del sistema, sin ofrecer información respecto a las causas de fondo que están generando las constantes interrupciones en el servicio.

*Luis, un ingeniero con más de 25 años de servicio en la empresa, y quien pidió no ser identificado por temor a represalias, explicó a La Opinión que la situación del sistema eléctrico venezolano constituye un problema con varias aristas.

“Lo principal es la falta de mantenimiento, actualmente el personal técnico de la empresa no cuenta con herramientas, vehículos ni insumos para atender las emergencias que se vienen presentando, menos aún para llevar adelante las acciones de mantenimiento preventivo, ni a nivel de cableado, ni a nivel de las grandes represas que alimentan el sistema eléctrico nacional”, dijo.

Explicó que a ello se suma un reciente florecimiento de acciones vandálicas dirigidas al robo de cableado eléctrico. “En un principio se llevaban los cables del alumbrado público, pero tenemos información de que en los últimos tiempos, hay una especie de banda organizada que lleva para Colombia guayas de alta tensión, transformadores, conductores y todo tipo de material, pese a los supuestos controles que en la frontera mantienen el ejército venezolano y la Guardia Nacional”, señaló.

Aseguró en lo relacionado con el robo del alumbrado público, transformadores y otras situaciones similares que se presentan en las comunidades se han realizado las denuncias respectivas, por parte de los vecinos, avalados con informes de los técnicos de Corpoelec, sin que hasta ahora se hayan evidenciado resultados positivos.

*Nombre cambiado por seguridad 

Image
Eilyn Cardozo