Escuchar este artículo

Contrabando por los puentes: sin consideración por los niños

Jueves, 27 de Abril de 2017
"El control en la frontera requiere más personal", dijo el secretario de Hacienda.

Los coches para bebés y las sillas de ruedas se convirtieron en las nuevas herramientas para pasar carne por los puentes internacionales, según comprobó la secretaría de Hacienda en visitas hechas el pasado fin de semana.

Con las evidencias fotográficas de lo que se ha denominado ‘contrabando familiar’, no solo se demostró que el control en la frontera requiere más personal, sino que no hay consideración ni siquiera con los niños.

Según Martín Martínez, titular de la dependencia, “estos desgraciados contrabandistas están usando los niños para pasar, y los ponen sobre la carne y no concibo cómo los exponen a la humedad del aguasangre”.

También, se han dado casos en los que el puente “es milagroso, porque hubo reporte de un parapléjico que se pudo parar, cuando se verificó que llevaba 30 kilos de carne”.

Así mismo, se dieron casos en los que, enfurecidos, los transeúntes prefirieron arrojar la carne por los puentes, cuando fueron retenidos por la policía, pero bajo los puentes hay quién recoja las bolsas y las entregue a sus destinatarios.

Aunque reconoció que también hay personas pobres que llevan el sustento diario en vista de que un kilo de carne en Venezuela puede costar unos 5 mil pesos, insistió en que con el volúmen de gente que transita, es “humanamente imposible hacer control”.

Según los datos de la secretaría, el viernes 21 de abril, se contabilizaron 36 mil personas pasando por el puente Simón Bolívar; el sábado, 42 mil personas, y el domingo, 28 mil más.

Por el puente internacional Francisco de Paula Santander (vía Ureña), se estimó un tránsito de unas 15 mil personas.

En este sentido, dijo que espera que las autoridades migratorias logren cumplir el gran reto del control fronterizo, este lunes, cuando se inicie el paso con la tarjeta de movilidad fronteriza.

Image
La opinión
La Opinión