Disidentes de las Farc atacan con explosivos instalaciones del gobierno de Venezuela en Apure

Miércoles, 24 de Marzo de 2021
La sede del Seniat, en el estado fronterizo con Colombia, es blanco en medio de los enfrentamientos  con militares venezolanos.

En ruinas quedó la sede Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) en  La Victoria, en el estado fronterizo de Apure, luego de ser atacado con explosivos por parte de disidentes de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( Farc).

Las instalaciones fueron destruidas en medio de nuevos enfrentamientos entre el grupo y miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, situación que se presenta desde el fin de semana y que deja al menos dos militares muertos.

Medios de comunicación del vecino país e internautas publicaron imágenes de lo ocurrido en las últimas horas, sobre lo cual no se ha pronunciado el gobierno de Nicolás Maduro.

Sitiada La Victoria, Apure, por el terrorismo de las FARC-EP, anoche el ataque de la guerrilla contra las Fuerzas Armadas Venezolanas se da en la zona del SENIAT y punto de control de la Guardia, en la entrada a la población que hoy se desplaza forzadamente por esta ‘Guerra Híbrida’”, denunció  Javier Tarazona, director de la ONG Fundaredes.

Según el portal, los subversivos también hostigaron a uno de los batallones ubicados en la población y el atentado dejó sin energía eléctrica a gran parte de la comunidad.

Colombia ha recibido a más de un millar de desplazados por los combates que estallaron el fin de semana entre la Fuerza Armada de Venezuela y un grupo armado colombiano, que según Caracas dejaron tres muertos y decenas de capturados.

Estos enfrentamientos han provocados el desplazamiento de miles de personas del estado Apure hacia el municipio colombiano Arauquita, indicó la Alcaldía de ese población. Según la autoridad civil, a esa localidad han llegado 1.200 personas huyendo de la confrontación, entre ellos 296 niños, 31 ancianos y tres embarazadas. 

Los combates ocurrieron el domingo entre Fuerzas Armadas venezolanas, dejando al menos tres muertos, 14 heridos y 32 capturados, según informó el gobierno de Maduro.