Escuchar este artículo

Dos colombianos entre grupo de extorsionistas capturado en San Antonio

Sábado, 3 de Septiembre de 2016
La banda autodenominaba 'Empresa de  los Paracos' azotaba a los comerciantes de Ureña y de San Antonio del Táchira.

Con la captura de tres extorsionistas, dos de ellos colombianos, las autoridades en Venezuela desarticularon  una banda autodenominaba la “Empresa de  los Paracos”, que mantenía azotados a los comerciantes de Ureña y de San Antonio, exigiéndoles pagos mensuales de 300 mil bolívares a cambio de respetar sus vidas y las de los suyos.

El procedimiento se practicó en el marco de un pago controlado, luego de que una víctima decidió denunciar que estaba siendo objeto de extorsión por desconocidos, quienes decían pertenecer a dicha organización delincuencial.

La aprehensión fue efectuada en el casco central de San Antonio del Táchira, de manera simultánea, al aprehender en flagrancia al primero de los implicados en el momento en que acudió al lugar y la hora indicada a buscar de manos de la víctima el dinero producto de la extorsión.

Una vez en el sitio, los efectivos militares antiextorsión se apostaron en sitios estratégicos a la espera de que fueran a buscar el dinero, como en efecto ocurrió. Al llegar al lugar, un joven se dirigió a la víctima y le exigió la entrega del paquete, siendo detenido por los funcionarios.

Se trata del colombiano Carlos Rodríguez, de 18 años, a quien le incautaron como evidencia un teléfono celular y el paquete con el pago del dinero.

En el sitio permaneció otro grupo de funcionarios que minutos después capturó al segundo implicado, cuando este llegó al establecimiento comercial de la víctima y manifestó que venía a buscar “la cuota”, recibiendo poco después, de manos del extorsionado, otro “paquete” confeccionado con anticipación.

Al segundo aprehendido lo identificaron como Pedro D., de 18 años, a quien como evidencia le retuvieron el paquete con el dinero.

Un tercero

Información obtenida por los detenidos, que daba cuenta de que el dinero debía ser entregado a un tercer delincuente en un lugar cercano, llevó a la comisión a movilizarse hasta una trocha ubicada a 500 metros de distancia, próxima a la sede de los tribunales de  San Antonio del Táchira.

Allí completaron el procedimiento cuando los dos jóvenes antes capturados señalaron a un  hombre, que estaba en la trocha, como la persona que los contrató   para que fueran hasta el negocio del comerciante, a buscar el dinero.

Se trata de otro colombiano identificado como Arley Gálviz,  ‘El Abuelo’, de 31 años, a quien le incautaron un teléfono celular.

Diario La Nación para La Opinión