Educación en línea en medio de apagones y sin internet

Viernes, 24 de Abril de 2020
La falta de luz  se prolongan por más de 15 horas diarias en algunas comunidades.

La intención del gobierno venezolano de convertir “cada familia en una escuela” a través de una red en línea, luce inviable en medio de una cotidianidad en la que la mala prestación de servicios indispensables como la electricidad y la internet se han convertido en una constante.

A las dificultades técnicas se suma también el aspecto económico. Gerardo Ramírez, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de Venezuela (Fenatev), dijo que “hoy los maestros que están resguardados en sus casas, producto de la pandemia, no tienen nada que comer, no tienen con qué comprar alimentos para su familia”.

“Esta pandemia nos toma a todos los trabajadores, en una situación de indefensión total, debido a que mucho antes que se produjera la misma ya nuestro país venía dando tumbos, no solo en su economía, sino en la salud y los servicios públicos”, dijeron los representantes de la Federación Venezolana de Maestros en un comunicado a la opinión pública.

Aseguran que este periodo escolar 2019-2020, al igual que el pasado, está perdido, por cuanto docentes y alumnos no podrán adquirir por la vía digital las competencias requeridas para asumir el grado inmediatamente superior.

La profesora Gladys Chacón, presidenta del Colegio de Licenciados en Educación en la región, destacó que en Táchira los apagones se prolongan por más de 15 horas diarias en algunas comunidades, a lo que se suma la alta proporción de familias en situación de pobreza. Estima que apenas el 20% de la población estudiantil y profesoral cuenta con computadoras y dispositivos para desarrollar las labores académicas.

“En la zona rural, e incluso en algunas comunidades de la zona metropolitana, algunos padres solo cuentan con el nivel mínimo de primaria, ¿qué tan posible sería hacer cumplir las asignaciones académicas a los niños en esos hogares, sin el apoyo de sus maestros?”, se preguntó la docente.

Los gremios docentes del Táchira rechazan la intención de aprobar a todos los alumnos, independientemente de su grado de aprehensión de los contenidos educativos. “Pasar por pasar, solo para alimentar estadísticas, es el mayor daño que puede hacerse al futuro de Venezuela”, dijo Chacón.

Image
Eilyn Cardozo